Harry y yo

Este año es indudablemente un año de grandes emociones y tensiones para mí, por muchos aspectos. Uno más de ellos es Harry Potter. Por un lado, está el estreno de Harry Potter y la Orden del fenix. Lo cual no deja de ser un gran problema. Inicialmente se iba a estrenar en España el 20 de Julio, y con eso en mente hicimos nuestros planes. ¡Pero ahora resulta que lo han adelantado al 11 de Julio! Con lo cual ese día Patricia y yo [foto] estarenos de viaje de novios. ¿Qué hacemos ahora? ¿Nos escapamos de las excursiones organizadas para verla en italiano? Creo que no nos quedará más remedio que esperar a volver a España, e ir al cine antes de deshacer las maletas. Que catástrofe.

Pero de algún modo lo veremos. No llevo el escudo de Hogwarts en el bolso por pura casualidad. Lo cual nos lleva a la segunda cuestión espinosa. También en este verano J. K. Rowling publica la última entrega de la mejor saga literaria de este final y comienzo de siglo. Con el último libro me compré la versión inglesa adulta, me lo leí, y mantuve la boca completamente cerrada hasta que salio en español y los demás pudieron leérsela. Es duro, pero no tanto como saber que la historia está escrita ahí, en alguna parte, y tú no la estás leyendo. Además, la edición adulta indudablemente marca la diferencia.

Edición adulta. Lo aclaro para el que no la conozca. Los ingleses sí que saben. En Europa en general sólo hay una edición, igual que en Estados Unidos. Pero en el Reino Unido hay dos: la normal (juvenil) y la adulta. ¿Cuál es la diferencia? ¿En la adulta Harry se queda sin burbujas en el agua? ¿Las chicas de Hogwarts tienen la falda cinco centímetros más corta? ¿Las fiestas son más salvajes? ¿Los besos son con lengua? Pues no. Lo único que cambia es la portada. Pero qué portadas. Veamos la edición juvenil:




Y ahora la adulta:





Como puede verse, es un mundo completamente distinto. Una galaxia. Un universo. La edición adulta la puede tener un profesor serio y respetable como yo (pero a la vez juvenil e increiblemente atractivo), y descansar perfectamente en mi estantería junto a otras sesudas obras clásicas de la literatura universal. Porque Harry indudablemente lo será. Aunque sea yo el que tenga que escribir las tesis sobre él.

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.