Esto es por ti

Llega un inevitable momento cuando se aproxima el final del curso en el que todo comienza a ser no ya cansado, sino agotador. Un momento en el que siento el deseo de aceptar la ley del mínimo esfuerzo, de no seguir avanzando más, cerrar aprobados y suspensos tal y como están las cosas y dejar de tratar de hacer algo mejor. Es cuando se hace evidente que no explico para la clase, que no preparo material y trato de hacer las cosas interesantes para la clase. Porque a la clase no le interesa lo que digo. Si tuviera que hacerlo para la clase, me limitaría a mandar resúmenes, sentarme en mi silla y esperar a que acabe la hora. Eso es lo que me apete hacer en estos momentos.
Pero estás tú. Tú, que siempre que hablo escuchas, normalmente con auténtico interés, y cuando no es así al menos por respeto. Tú, que cuando todo se descontrola (y eso es algo que tarde o temprano me pasa), me miras con apoyo; y que cuando todo va bien y las palabras fluyen, puedes olvidarte por un momento de que no estás en el mejor entorno del mundo. Tú, que después intercambias unas palabras conmigo de camino a otra clase o, milagros del mundo moderno, por el Tuenti. Tú, que cuando pase el tiempo y te cruces conmigo por la calle, te detendrás a saludarme, y yo te preguntaré encantado por cómo te va la vida, porque realmente me interesará. Porque hemos compartido cosas. Es por ti por quien sigo dando clase ahora. Eres tú quien me da fuerzas. Gracias. A todos.
J.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.