Entre lo sublime y lo lamentable (versiones de nuevo)

Ya sé que me pongo pesadito con eso de las versiones musicales, pero es que esta vez o lo digo o exploto. Veamos, hay muchos motivos para versionar una canción, y muchas formas de hacerlo. Por ejemplo, puede gustarte la melodía y no tener ni idea de inglés, como Duncan Dhu y su jardín de rosas. Vale, el inglés es un problema consustancial a los españoles, y hay que perdonarlo (hoy en un anuncio he visto la gente de uno de los suburbios más pobres de Kenia, y TODO el mundo hablaba ingles, y se les entendía y todo). Y ojo, que lo mismo le pasa a la gente que no habla español, porque por mucho que me guste Lyriel, su Hijo de la luna es un pelín defectuoso, mientras que el de Haggard es impecable (aunque haya personas que prefieran la versión de Stravaganzza, presumiblemente porque el tío está hjfbsjdfdskfjsdfk´*.* , y además no cuenta porque ellos son españoles). Avanzando en el concepto, hay veces que una versión puede gustarte más que el original, porque actualiza la canción, o la trasforma dándole una personalidad nueva. Tenemos el ejemplo del Frente a Frente de Bunbury, que tiene la ventaja de salida de que la original de Jeanette es muy bonita, y el problema de que a lo mejor eres una de esas personas que no traga a Bunbury, que todo puede pasar. En ese caso, no le des al play.

Y entonces llegamos al momento dramático de esta noche. Ha sido en las noticias de A3 (que no es que yo vea esas cosas, es que estaba esquivando el resumen previo que te destripa todo el episodio de Supernanny, que por cierto no la veo porque me haga falta, sino para que no se me olvide cómo hacer las cosas :-) ), cuando de repente un puñado de adolescentes histéricas con el individuo ese de Justin Bieber se han puesto a corear “kiss me, kiss me” con un ritmo tremendamente sospechoso. Mi prodigiosa memoria ha rescatado el título “Love fool” (aunque no me acordaba del nombre del grupo), y hemos encontrado las pruebas del delito.

El delito en cuestión es este (no es apto para espíritus sensibles, pero lo pongo para que se aprecie toda la crudeza de la masacre perpetrada):

Y el original es esta preciosidad de The Cardigans, que se utilizó también en la banda sonora de Romeo + Julieta.

Para terminar, dejemos las cosas claras: cuando una canción es buena, cualquiera puede hacer una buena versión. Menos Justin Bieber.

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s