Pequeños ermitaños

El problema no ha sido tanto la cantidad como la frecuencia. El asunto es que yo empecé con HvZ porque tenía ganas de traducir. Pero claro, era un poco absurdo traducir las reglas sin haber jugado. Entonces a la traducción se unió el organizar una partida, que se transformó en varias, y en un par de webs, y en informar y coordinar a mucha gente. Y yo en el fondo tengo alma de ermitaño, y me encanta estar con la chavalería :-p, me llena de fuerzas y energía, pero es un ritmo que no puedo seguir (ni quiero). A mi me gusta tomarme mi té tranquilito, hablar sin prisas de cualquier cosa, y a veces me basta con simplemente escuchar. Así que ha llegado el momento en que estoy deseando poder dedicarle un tiempo a la traducción de nuevo, y si hablo de cosas de HvZ que sea con dos o tres personas, no con una docena o dos :-). Y eso que todos mis chicos y chicas zombis son geniales :-), y les prepararé una partida aún mejor para el próximo Sonámbulos. Pero mientras tanto necesito hacer otras cosas, pensar en otras cosas, trabajar en otras cosas. Y si quedo con alguna de las personas geniales que he conocido y con las que he colaborado estos días y ni siquiera hablamos de HvZ, tampoco pasa nada :-).

Pequeños ermitaños. Eso es lo que somos algunos. Es nuestra naturaleza, y llega el momento en que necesitamos tal vez estar con gente, pero no entre gente. Creo que la diferencia se entiende.

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s