Agosto

Diary
Había otra entrada ya escrita para el día de hoy, escrita hace tiempo y guardada. Pero la persona que la escribe en realidad ya no es la misma, y la persona para quien la escribe tampoco. Y lo que decía, por supuesto, ya nada tiene que ver con lo que ahora quiero decir. Pero hay cosas que no han cambiado, incluído el motivo de por qué escribir hoy.
Y de por qué dejar de escribir.
Decía en esos días [cuando la entrada se llamaba “Punto. Y cierro. (San Pedro)”]:

¿Cómo poner final a algo que no tiene final? ¿Que casi no tiene principio?

Pero es necesario. Ningún libro puede seguir escribiéndose para siempre. O al menos no del mismo modo. La página gira. La tinta se seca. La historia continúa.

Y terminaba con esta canción.

Ya no me sirve la canción. Tampoco me sirve el texto. Todo lo que hay que decir ya está escrito, o quiero decirlo, sin más, decirlo y poder acompañarlo de una sonrisa.

¿Sabes? Últimamente me siento más seguro, más libre, más a gusto. Más feliz. Más loco. Y me apetece contártelo. Así que terminaré con una canción totalmente distinta, que es justo la que está sonando cuando escribo estas letras. Que quizás encaje tan perfectamente como cualquier otra que pueda tardar toda la noche en buscar, o incluso más.

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s