Paraísos perdidos

Es un tema recurrente, lo sé. Pero es un tortura que no deja de acuciarnos a la mayoría. A mí. A ti. A ti también. Ya sabéis de lo que hablo. Eso que se nos escapó. Eso que no llegó. Eso que no pudo ser. Eso es lo que nos martillea en la cabeza, eso es lo que nos revuelve las tripas, eso es lo que nos hace saltar el corazón sin poder evitarlo. Y se nos olvida todo lo que sí tenemos. Todo lo que llegó. Todo lo que pudo ser e incluso, más increíble aún, lo que podrá ser.

Sería distinto si nos fuéramos de aquí
Compra dos billetes para ti y para mí

Pero deja de llorar por los paraísos perdidos,
nunca los tuvimos, nunca fueron míos,
solamente están en tu cabeza.

J.

PD:

Así que últimamente cada vez que quieras verme
no vuelvas a buscarme en el pasado
Porque tengo la certeza de que nunca el escenario nos trató mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s