Hibernando

Ahora tocaría hacer una entrada explicando por qué Sombra y Sauce, y toda la historia que lo rodea. Pero como todavía no está publicado siquiera el primer volumen de la saga (ni publicado ni vendido, vamos :-) ), y Sauce no sale hasta el segundo, puede esperar un poco. Así que escritura libre. Ya hace un poco de invierno, con su poco de frío y su mucho de noche. Y las personas (las personas como yo al menos) nos volvemos un poco (más) para dentro. No es que hibernes, pero casi. La falta de tiempo, de luz, de primavera, hace que sean necesarias muchas menos cosas para sobrevivir. La taza de té, Sombra y sus problemas, el achuchón de Clara, Patricia siempre ahí; y con un mensaje disperso o una foto inesperada que te alcanza por tierra, mar o aire, ya tienes todo lo necesario para esperar a que ceda el hielo. Calentito en casa.

Enhorabuena a todos los ermitaños, que en estos días no necesitan excusas para no salir ;-).

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s