Nemo (el camino sigue)

El camino sigue. Siempre. Siempre que sigamos teniendo una pizca de fuerzas, una pizca de ánimo, una pizca de vida. O de inercia, o de dolor, o de cualquier otra cosa que nos haga movernos. Y a veces el camino sigue aunque no tengamos nada de eso. Porque no existen destinos. Sólo caminos. Poco a poco voy entendiéndolo. Que no pueo decidir dónde estar, sino hacia dónde avanzar. Que no puedo decidir con quién permanecer, pero sí puedo buscar los compañeros de camino que deseo. Y a veces nuestros caminos se cruzarán, y a veces se alejarán. Y a veces recorreremos largos tramos juntos. Y a veces no. A veces podemos intentar vernos en la siguiente vuelta del sendero. A veces lo lograremos incluso.

Al final, porque siempre hay un final, no quedará ni el destino, ni el viaje siquiera. Sólo la historia que podamos contar de ese camino. Y como toda historia será falsa, porque habremos olvidado muchas cosas, inventado otras tantas. Pero será nuestra historia. Seremos nuestra historia.

Quiero contar una historia que valga la pena. Una historia en la que intento cosas casi imposibles, y casi las consigo. Una historia que no va de un hombre que intenta ser prestigioso, rico, famoso. Va de un hombre que intenta ser feliz. Y de cómo eso le hace enfrentarse a laberintos, dragones, maldiciones, desiertos, rosas… Y de cómo en su camino va encontrando…

Nemo sailing home
Nemo letting go

Dawn_by_kelhus

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s