Distancias

A veces estás lejos. A una distancia infinita, que roza en ocasiones los límites de la inexistencia. Como los restos de un cometa. Como la memoria de un verano pasado. Como un vacío que muestra en negativo lo que había. Y no puede alcanzarte ni la mirada, ni la voz, ni gigantescos puentes, navíos, cohetes formados por palabras. Porque sólo sabría que te ha alcanzado aquello que regresa, de algún modo. No ya como una respuesta, al menos como un destello, como un eco.

Y otras veces estás cerca. Al alcance de la mano. De la sonrisa. Siempre presente. Con una calidez que derrite los inviernos y las colas heladas de los cometas. Incluso aunque no estés casi.

Y esa eres tú. Así. Tal cual. Y eso es lo que eres.

Y vuelven algunas rimas a mi mente cansada
Partes de guiones que creía olvidadas

Melodías que una vez pensé que iba a perder
Se tornan ahora bellas y valientes sinfonías

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s