Echar de menos (reflexión de Imbolc)

Imbolc_by_downhillfrenzy

Perdonadme, pero no tengo miedo a echar de menos. Echar de menos no me duele ni me asusta. Porque no me falta nada, aunque eche de menos. Porque hace mucho tiempo que estoy completo en mí mismo. Porque para mí echar de menos es la certeza de que he vivido algo tan intenso y hermoso que, después de continuar fluyendo con el tiempo y la distancia, aún ha dejado algo en mi interior, algo que hace ecos y resuena cuando echo de menos. Y el mundo es un mosaico de recuerdos hermosos, de personas que están siempre, que estarán, aunque no estén. En las bibliotecas, en los días de Beltane, en las canciones de piano, en los musicales antiguos, en las tazas de té, en el olor a incienso, en las tiendas de cosméticos, en el acento del 12º Doctor, en pequeños diarios, en tarots, en Cafés con Libros, en todos los girasoles del universo y en todos los zorros del universo. Si no echase de menos, el mundo sería sólo mundo. Ajeno, indiferente. Echando de menos, el mundo es lo que he vivido, y la promesa de lo que viviré.

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s