Y sin embargo

Porque en realidad el círculo se cierra. Y es hermoso, y feliz, aunque haya que llorar un poco. Pero yo creía que bastaba con decir eso, y parece que no. Al final es como cuando Dorothy abandona Oz, “os quiero a todos, pero a ti te echaré más de menos, Espantapájaros”. ¿Dónde reside esa diferencia? Nunca es en lo mismo. Pero quizás sí que hay un elemento común, algo que no pasa siempre. Que quizás no pase casi nunca. Y ese algo es cuando de repente surge el cambio. La transformación. Y esa otra persona, que podía haber seguido siendo genial, comienza a desplegarse frente a tus ojos, y una chispa, un impulso, pone cosas en movimiento, rompe candados, derriba muros… Y con asombro puedes ver, pasados los días, semanas, meses, que si tú no hubieras existido, si no hubierais compartido esas cosas, ella sería algo completamente distinto. Y tú también. Porque todos los cambios se producen siempre en dos direcciones.

Así que termina este círculo, pero la verdad es que a ella la echaré mucho de menos, y no puedo negarlo. Porque en este tiempo la he visto cambiar, crecer, y aunque aún está en el camino, está en el camino, sin lugar a dudas. Y porque compartimos cosas que pocos entienden, un camino no demasiado transitado. Porque frente a ideas que hacen a muchos apartar la mirada, o quedarse en el exceso sin entender la sutileza, tenemos en común la grandeza, la luz que subyace a cualquier historia de horror y de oscuridad. Porque ella ha observado desde el primer escalón de la puerta que he abierto con mis libros, y ha mirado atrás sonriendo. No sé explicarlo de otro modo.

Hannibal

Quizás en otra realidad también nos conocemos, y compartimos cenas con carne de la mejor calidad. Quizás en alguno de los mundos que escribo nos cruzaremos. Mientras, aquí, ella continúa con su siguiente círculo y yo con el mío, pero me seguirá leyendo, y yo seguiré escribiendo sabiendo que me va a leer, y eso nos seguirá cambiando a los dos. Y es bueno. Porque los círculos siempre acaban volviendo a cruzarse.

J.

Anuncios

2 comentarios en “Y sin embargo

  1. Que se cierre un círculo significa, sobre todo, que ahora ya podemos abrir otros. No se trata de borrar, de olvidar todo lo que dejamos atrás (porque además eso no es posible) sino de decidir qué nos llevamos con nosotros para continuar, para abrir el siguiente círculo, y cómo vamos a empezar a dibujarlo :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s