Momentos intermedios

in_still_by_welder

Cuando no existen cintas para atar el tiempo. Cuando el tiempo se desliza a su ritmo entre los momentos, y no hay otro remedio que deslizarse con él por su corriente, sin asideros atrás ni destino delante. Cuando no hay olvidos, ni recuerdos, ni proyectos, o no todavía, y todo es un no-lugar entre otros lugares. De dónde vienes, a dónde vas. Hay instantes así. Horas, días, semanas. Y ahí, en ese lugar intermedio, todo es intermedio, y no hay canción, poema ni palabra que pueda reflejarlo, con la extraña indiferencia desorientadora de no saber si estás contemplando un amanecer o un anochecer.

Es, brevemente, un hoy como ayer, mañana como hoy, y siempre igual, tan brevemente que no llega a ser cierto. Porque por muy lento que sea el fluir, siempre se fluye. Porque nada permanece estático. Dentro de unos días todo será distinto. Y podré contaros que he subido a castillos en el cielo, o que he visitado galaxias, o que he sido un instante el rey del mundo. Pero los momentos intermedios hay que recorrerlos también. Piedra con piedra, pluma a pluma.

J.

Anuncios

3 comentarios en “Momentos intermedios

  1. Mierda. Voy a parecer una acosadora, pero me da igual xD O sea… estoy flipando mucho. Tu proceso es sospechosamente muy parecido al mío xD

    MIÉRCOLES 28.09.2014 LA CORONA GRIS

    Estando en silencio delante de nadie y de “el todo”, en un mundo gris donde los vivos raras ve- ces llegamos a ver y mucho menos visitar. Un mundo lleno de pausas interminables, pasados vacíos y futuros perdidos. Estando en silencio, sola, dejando que los errores se derramaran por mi cara, sembrando nuevas oportunidades en el suelo.
    Estando allí de pie, después de bajar a los infiernos para sentir durante interminables segundos el violento crujir del fuego que ensordecía cualquier cordura, abrazar al demonio que tenía delante y confiarle mi alma.
    Después de sentir y aceptar todo lo ocurrido en mis vidas, todas las acciones, las falsas esperanzas y los errores… Todas las decepciones, las vidas desaprovechadas y todo el mal sembrado. El rencor y las lecciones no dadas, todas las oportunidades rechazadas.
    Y las mentiras. Las mentiras aceptadas, las creídas y MIS propias mentiras.
    Después de aceptar toda la lista de errores, abrazarlos con cariño como hijos que habían crecido conmigo y a los que había abandonado antes de su plenitud, sin remordimiento alguno.
    Después de acariciar todo eso, estando allí de pie, respiré.
    Respiré por primera vez en muchas vidas.
    Respiré y permití dejarme inundar por el frío y aire azul. Y vacié todo mi interior con su color, mientras las oportunidades derramadas por mis ojos danzaban con la esencia de mi alma, un poco menos gris.
    Y me llené con ese vacío. Se sintió frío, pero estaba bien. Era correcto. Porque mis ojos se abrieron y pude ver el mundo tal y como era.
    Y me coroné.
    Delante de lo invisible. De lo conectado. Me coroné y sentí cómo la alegría bajaba por mi columna vertebral y las raíces de mis pies me conectaban con la tierra. Con la vida. Al mundo. Al todo.
    Me coroné por haber sido capaz de ver mi yo más absoluto, antiguo y cruel, abrazarlo en cada acción, y sentirme en paz con mi libertad. Me coroné por aceptar cosas que pensaba que jamás sentiría. Sentí el peso de mi corona, erguí mi espalda y fijé mi mirada al frente.
    Observé el infinito sin miedo y di mi primer paso.
    Siempre había sido dueña de mis acciones, pero ahora además, era dueña de mi entorno.
    El vacío y “el todo” eran míos para mandar, míos para jugar, míos para compartir.
    Y dejé que mis alas desaparecieran junto con el resto de gris. Observé deshacerse las plumas tan preciadas, pero entendí cómo la pérdida me hacía crecer. Integré el nuevo conocimiento en mi interior.
    Yo y nadie más, era quién caminaría por mi lago oscuro.
    Sonreí ante el peso de mi corona y el poder que el conocimiento me otorgaba. Esa responsabilidad no me asustaba. No más.
    Había nacido para esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s