Semillas y raíces

Llega un día que descubres que tus deseos no son sólo deseos. Son semillas que arrojas al universo y que, si no tienes cuidado, pueden llegar a enraizarse en cualquier parte. Carreteras secundarias, desiertos, pozos de agua fresca. Hay deseos que se quedan en semilla, o en brote, o en sueño. Pero otros crecen intensa y ferozmente. Y, a veces, el deseo que crece no distingue si está creciendo en tierra fértil o en roca frágil. No puede saber si sus raíces destrozarán todo a su paso. Porque sólo piensa en crecer. Porque todo deseo parte de una ilusión, y es imposible pensar que esa ilusión puede acabar en desastre. Aunque la realidad luego nos demuestre lo contrario.

And my head told my heart
“Let love grow”
But my heart told my head
“This time no”

Y aprendes. Quiero creer que al final aprendes. O que lo estoy intentando. Y que ahora mis deseos siguen flotando igual, porque los deseos siempre serán los deseos. Pero que sólo permito que intenten brotar y echar raíces donde pueden hacerlo, con quien pueden hacerlo. Donde las raíces abrazan otras raíces, y las ramas se pueden alcanzar construyendo nuestro propio bosque.

PineFox

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s