So long

dandelion-1392492_1280

El tiempo a veces es semillas. A veces engranajes de reloj. A veces laberintos, o campos de estrellas, y lo vemos tan de cerca que no somos capaces de entender el dibujo que crean nuestros pasos sobre la arena. Solo cuando los engranajes han girado lo suficiente, cuando hemos concluido el laberinto, cuando las semillas germinan, somos capaces de ver, y lo que entendimos se deshace ante la extraña comprensión de lo que realmente fue.

No importa. Al final, seguimos siendo. Al final, somos solo lo que hemos vivido, creído, sentido. Una vez que la flor ha brotado o que el fruto está listo, de nada sirve tratar de convencer al árbol de que no es primavera. U otoño.

Pero el tiempo, sólo el tiempo y la comprensión que traen, nos permiten completar las cosas. Seguimos siendo en lo que hemos convertido, por supuesto. Pero quizás así entendemos un poco mejor el por qué.

A last twist with the broom, crossways the room…

J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s