Los Buenos

braid_and_freckles_by_jessica_lorraine_z-d6s3o3o

No te asustes al desgastarme, soy eterno
Y esas manos tan puras como el coral.
Ya llegará lo del cementerio
Y solo entonces lo mismo será que no serlo

J.

Semillas y raíces

Llega un día que descubres que tus deseos no son sólo deseos. Son semillas que arrojas al universo y que, si no tienes cuidado, pueden llegar a enraizarse en cualquier parte. Carreteras secundarias, desiertos, pozos de agua fresca. Hay deseos que se quedan en semilla, o en brote, o en sueño. Pero otros crecen intensa y ferozmente. Y, a veces, el deseo que crece no distingue si está creciendo en tierra fértil o en roca frágil. No puede saber si sus raíces destrozarán todo a su paso. Porque sólo piensa en crecer. Porque todo deseo parte de una ilusión, y es imposible pensar que esa ilusión puede acabar en desastre. Aunque la realidad luego nos demuestre lo contrario.

And my head told my heart
«Let love grow»
But my heart told my head
«This time no»

Y aprendes. Quiero creer que al final aprendes. O que lo estoy intentando. Y que ahora mis deseos siguen flotando igual, porque los deseos siempre serán los deseos. Pero que sólo permito que intenten brotar y echar raíces donde pueden hacerlo, con quien pueden hacerlo. Donde las raíces abrazan otras raíces, y las ramas se pueden alcanzar construyendo nuestro propio bosque.

PineFox

J.

Después

rose-983084_1280

J.

Ostara y los giros

Regresa Ostara. Regresa la primavera. Porque la vida son giros y círculos. Y todos los giros son iguales. Y todos son diferentes. Y ahora toca girar un poco más rápido, un poco más lejos, ampliar la órbita y transformarla para siempre. Para siempre. Lo decimos como si fuese algo excepcional. Todo es para siempre, todo es definitivo, salvo que aprendamos a desandar el camino del tiempo. No podemos. Sólo seguir descendiendo por la rueda del año. Y en cada giro, cierto, podemos tratar de hacer las cosas distinto, de hacerlas mejor. Eso sí. Pero lo que hagamos, de nuevo, sea bien o mal, será para siempre hasta el siguiente giro.

nature-1241830_1280

Esta primavera es un río que me arrastra, feliz y nervioso, aguardando el inminente deshielo. Me marcho para siempre. Llego para siempre con él. Y lo importante es eso. El aquí, el ahora. Ni lo que queda atrás ni lo que habrá delante. Siempre estaremos en el punto más alto de la rueda, o el más bajo. Porque es una rueda. Siempre en el punto medio. Ostara me inunda, y yo me dejo inundar.

J.