¿Y por qué no?

Will Hug For A Dollar, por PhotosByMeR93 http://photosbymer93.deviantart.com/art/Will-Hug-For-A-Dollar-148852110
Will Hug For A Dollar, por PhotosByMeR93
http://photosbymer93.deviantart.com/art/Will-Hug-For-A-Dollar-148852110

Este año un poco antes de final de curso, he empezado ese inevitable proceso de despedida, o de despedida parcial. Que no consiste en decir adiós. Consiste en atreverte a decirle a esas personas que han sido especiales durante este año que efectivamente lo han sido. Y es cierto que a muchas personas les cuesta encontrar las palabras, o que no se sienten cómodas expresando lo que sienten. Pero ninguna de esas dos excusas me vale a mí. Así que, en parte de forma pública, en parte de forma privada, he empezado a decir lo que llevo sintiendo mucho tiempo, pero que sólo te puedes permitir decir al final. Y que no pensaba dejar de decir. ¿Por qué? ¿Y por qué no?

‘Cause for all we know
We might be dead by tomorrow

J.

No es amor, no es destino

Luck by seeinglight

No es amor, no es destino. Es suerte. Ni siquiera es esfuerzo. Es sólo suerte. Suerte de seguir caminando en la misma dirección, o en direcciones compatibles. Suerte de querer construir mundos lo suficientemente flexibles como para que puedan cruzarse. Suerte de no decidir conformarse sin más y dejar morir las cosas de hambre y frío. Es pura suerte. Y por eso hay que aprovecharla, y disfrutarla, y maravillarse con ello. Porque como todo lo que depende de la suerte no sabemos cuánto va a durar.

Yo sigo teniendo mucha suerte. Muchísima. Y eso no puedo olvidarlo. No debo. Aunque a veces otras cosas, otras ausencias y mensajes en botellas que no llegan me hagan ser de bruma y tristeza y soledad. Aunque a veces los espacios vacíos me devoren durante varios días, atrapado entre lo que fue y lo que no pudo ser. Tengo mucha suerte.

Y mi suerte sigue aquí.

Antes no entendía el verso de Mumford & Sons. Ahora probablemente siga sin entenderlo, pero le veo un sentido muy claro a ese “But love the one you hold“. Ahora sí. Ama a la persona a la que abraces. Pon ese amor en cada momento, en cada abrazo. Y recuerda la suerte que estás teniendo de poder darlo. Y dándole la vuelta, si no lo sientes, no lo des. Así de simple.

J.

Cosas que faltan

Será que nos estamos volviendo insensibles. Será que vivimos demasiado deprisa. Será que hacen falta más ermitaños y ermitañas para que todos aprendamos (o volvamos a aprender) a mirar el mundo con más calma. Será que se nos olvida con frecuencia lo importante. Ayer, una de esas ermitañas que necesita el mundo (o sin las cuales para mí el mundo perdería muchísimo), me dijo una verdad aplastante: hay 742 iconos en whatsapp… y ni uno representa un abrazo.

Y sí, está loca por contar todos los iconos. Pero es una locura maravillosa por darse cuenta de lo que falta.

J.