Aprendiendo

J.

Alanis y yo

Esto viene siendo lo que se llama reciclar y ampliar entradas, pero me apetece hacerlo :-) . No soy un fan en el sentido clásico. Tengo (tenía T_T ) su primer disco, y creo que hay otro más por ahí, pero no he seguido realmente su carrera. Y sin embargo hay unas cuantas de sus canciones que significan mucho para mí, e incluso, con ese magnífico efecto espejo-ego, que me hablan muy directamente. así que vamos a hacer un repaso, empezando por las antiguas.

I’m not the doctor. Me encanta, porque desde el principio habla de amor, pero como independencia, como libertad.
“I don’t want to be your other half,
I believe that one and one make two.”

Wake up. Que nos habla de la necesidad de hacer cosas, de apreciar lo que tenemos. De buscar lo que queremos, y conseguirlo.

Head over feet. Otra de amor. Y me gusta especialmente porque, frente a ese tópico de que son los malotes los que gustan , nos habla de un chico (o chica) que logra conquistar a la persona que quiere con dulzura, constancia y siendo como es :-) .Bien por lo chicos buenos :-D (o chicas :-D ).

21 things i want in a lover. Las características del amante perfecto (20/21 más o menos).

You owe nothing in return. Y Alanis, por supuesto, me habla de cómo entiendo el amor.

Hay más, pero esto ya se está haciendo enorme, así que concluyo con otra de mis favoritas (y no sólo mía). Esta sin explicación, que tampoco hay por qué saberlo todo, y realmente creo que para Alanis significa algo distinto de como yo la entiendo (que es lo que pasa cuando sólo comprendes la mitad de la letra de una canción al principio). Pero eso es lo genial de la música.

J.

You owe nothing in return (Sin que me debas nada a cambio)

Alanis Morissette suele ser una persona muy sabia en sus canciones, desde su primer disco, que compré y perdí misteriosamente (es el único disco que no sé dónde ha ido a parar), y esta es probablemente una de las mejores canciones de amor que he encontrado nunca. Por su sinceridad. Por su realismo. Porque estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice.
Y por si esto no fuera suficiente, prácticamente clavo su definición del amante perfecto.
Pero claro, nada de esto debería sorprendernos, teniendo en cuenta que Alanis Morissette ha sido dios :-)

J.