Que ya no era de abril, que aún no de mayo

No sé si alguna vez llegamos a expresarlo exactamente de esa forma. Supongamos que sí.

“¿Con quién te irías a una isla desierta?”.

Y la respuesta estaba clara. Porque teníamos veinte años, o ni siquiera eso, y el mundo era lo más alejado posible a las islas y los desiertos.

“Contigo, sin dudarlo”.

Luego, ha venido el tiempo, los meses se han convertido en años. Veinte, para ser exactos. Somos de números redondos. Y no hemos conocido islas desiertas, pero aquí estamos, confinados en un piso de sesenta metros cuadrados con tres niños. Seguro que hay islas desiertas más cómodas, o al menos más espaciosas. Aire fresco, cielo azul.

Y la pregunta, de repente, se vuelve trascendente. Tiene una aplicación práctica. ¿Con quién, ahora que sabes cómo es la realidad? Y la respuesta sigue siendo la misma, veinte años después.

Contigo.

Sin pensarlo.

A islas desiertas y a pisos repletos.

Por caminos difíciles, hasta las estrellas.

Siempre contigo. Por lo menos, otros veinte años más. Y, después, volveremos a hacernos la pregunta, y a no sorprendernos de que la respuesta sigue siendo la misma.

J.

11

Fue un instante. Un instante nocturno que aún recuerdo y saboreo con total intensidad. Un instante que ha ido prolongándole, transformándose, creciendo, multiplicándose. Un instante que esta noche superará las 4000 noches. Y que aunque es cierto que nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos, mi corazón la busca, y ella sí está conmigo. Y estaría encantado si ese instante, esa noche, durase toda una vida. Sleeping. Weeping. With you.

1/5/2000

Diez años. Fue algo inesperadamente inevitable. Un sencillo comienzo con unas proporciones que no podríamos haber imaginado. Antes de que ese día fuese Beltane, cuando sólo era el Día del Trabajo. Supongo que a partir de ahora el aniversario de bodas debería ser la referencia, pero en realidad resulta mucho más artificial. A ver que hacemos el año que viene. A ver que opina Clara :-).

1 5 2000 Juan Cuadra http://d1.scribdassets.com/ScribdViewer.swf?document_id=30754397&access_key=key-qi3atzatyq4q6mu4tc3&page=1&viewMode=list

J.

10 años atrás

Más o menos fue por estas fechas cuando empezamos a conocernos. Como siempre suele pasar, el punto de partida fue una amiga común, aunque ya habíamos coincidido en las clases de la Facultad, después de mi huída de Medicina el año anterior. Era el año 2000, y la confusión del comienzo del milenio lo inundaba todo. Todo era nuevo. Hasta yo había decidido dejar atrás el armazón espinoso y darle una nueva oportunidad al mundo (o a mí mismo). En realidad todavía deberían pasar un par de meses para el comienzo oficial de todo, pero las semillas empezaron a plantarse en estos días. Diez años ya. Qué corto se me ha hecho. Y qué estupendo.
J.