Diferencias

Es un importante no confundir un conejito con un glotón. Porque los dos son peludos, los dos son más o menos pequeñitos, los dos son monísimos. Pero si zarandeas al conejito, se asusta. Y si zarandeas al glotón, como mínimo se va a revolver. Y a lo mejor te come. Y, por supuesto, nunca debes confundirte con este glotón. (NdT: Wolverine, en inglés, misteriosamente traducido en español como Lobezno, porque aquí no sólo la gente no sabe lo que es un glotón, sino que además no suena nada épico :-) ).