Expectativas

En estos meses inciertos, de expectativas y proyectos, es fácil pensar cómo estaré en veinte, treinta, cuarenta años.

Y más o menos esto es lo que querría para mí, sí.

J.

PD: Ya sé que soy de canciones recurrentes según la época. Es lo malo de vivir con banda sonora.