Tiempos oscuros


Ya nos avisaba Dumbledore. Muy pronto tendrán que elegir entre lo que es correcto y lo que es fácil. Y muy pronto es ya. Y lo correcto ha sido dedicar la mitad de cada hora de clase a informar, y mover todos los exámenes de sitio, y permitir que el jueves ellos puedan hacer lo correcto. Y yo lo haré el 22.

J.

De disciplina, colegueo y el zorro del Principito

Alguna vez he hablado ya sobre mi enfoque de la enseñanza, pero me apetece dar un paseo más por el tema. En los últimos tiempos, disciplina es una palabra que parece sonar muy bien. Se han perdido los valores, ya no hay respeto, blablaba, blablaba. Lo que suele olvidarse es que ese idílico mundo disciplinado o bien a) iba acompañado como mínimo de un tizazo, si no algo más contundente; o bien b) estaba en un nivel educativo no obligatorio. Dicho eso, como bien aprendimos en Cavite, si algo no funciona, hay que probar otra cosa. Las aulas de la ESO en la enseñanza pública son como son, y es el deber de los profesores sacar el rendimiento que se pueda. Hagamos ahí una pausa en el debate general, que es algo demasiado espeso para estas horas del día, y vamos a lo mío :-).

Todo el que me conoce, o me ha visto dentro de un aula, sabe que yo no sirvo para el borderío continuo, el tener un silencio sepulcral, y a los alumnos acongojados. Me metí en este oficio porque me gusta tratar con mis alumnos. Cierto, hay días que preferirí vivir tranquilamente tras un escritorio de oficina, enfrascado en tareas mecánicas, pero luego se me pasa, incluso este año, que está siendo especialmente monótono al tener sólo primero (una sonrisa agradecida a mi escaso público realmente interesado en mis clases). 
Frente a la disciplina, está el colegueo. Tampoco sirvo para eso, porque no creo que sea bueno, y porque yo no sirvo para ser amigo de todos. Sigo siendo el profesor, y podemos hablar, y charlar, y comentar, y dejarnos mensajes en el Tuenti, incluso, y aún más, pero eso es un privilegio que hay que ganarse. Responsabilidad para el responsable, que decía el señor LaVey.

Lo cual nos lleva al zorro del Principito. Mi ídolo. Por un lado, el Principito es un libro encantador, que puede leerse a muchos niveles. Por otro, el zorro del Principito tuvo un papel importante en ciertos acontecimientos vitales (eso lo dejaremos para el próximo Beltane). Y ahora es mi modelo de enseñanza. Hay que crear lazos. Es un proceso lento, que a veces funciona y a veces no (o más bien que con unas personas funciona y con otras no). Pero al final, esos lazos es lo que hace que la gente quiera estar en mi clase, y que hagan más o menos con ganas cosas que les interesan poco o nada. El afecto mueve pasiones que el miedo nunca podrá alcanzar. Lo malo es que, como bien sabía el zorro, eso tiene un precio, y es que cada vez que me marcho, o se marchan, o nos marchamos, lloro un poco. Y me vuelvo más sabio.

J.

23 de Septiembre

Os dejo aquí la copia de la circular de la FELGTB de ayer :-).

Mañana se celebra el II Día de la Bisexualidad en España

La Plaza de Tirso de Molina, en Madrid, acogerá el acto más importante con un guiño a la educación sobre bisexualidad, uno de los ejes de esta edición

[22/09/09] El 23 de septiembre conmemora la muerte de Sigmund Freud, el primer teórico que habló sobre la existencia de la bisexualidad y por ello se ha considerado internacionalmente el Día de la Bisexualidad. Mañana será la segunda ocasión en la que se celebre en España esta fecha, reivindicando el reconocimiento de la bisexualidad como orientación sexual con esencia e identidad propia.

Esta edición, por enmarcarse dentro del Año de la Diversidad Afectivo-Sexual en la Educación, hace especial hincapié en la necesidad de que cuando se hable de orientaciones sexuales, se hable también de la bisexualidad. En el Informe sobre los manuales de Educación para la Ciudadanía que se llevó a cabo el pasado año se constató que sólo tres editoriales mencionaban la bisexualidad: Octaedro-Praxis, Pearson Alhambra y Algaida.

Asimismo, el Área de Bisexualidad de la FELGTB ha centrado sus reivindicaciones en la lucha contra la bifobia en todos los ámbitos, tanto fuera, como dentro de la comunidad LGTB (de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales).

“Sin educación, sin visibilidad, esta sociedad no lo tiene fácil para superar los estereotipos y prejuicios que llevan a la discriminación de las personas bisexuales, que exigimos nuestro espacio para poder vivir nuestra orientación en libertad”, ha asegurado Montserrat G. Silván, coordinadora del Área de Bisexualidad de la FELGTB.

Acto en Tirso de Molina

Dentro de los actos organizados por las entidades que pertenecen a la FELGTB destaca el que realiza la asociación universitaria Arcópoli, en colaboración con COGAM y UAM Entiende. En la madrileña plaza de Tirso de Molina, y a partir de las 18 horas de mañana, colocarán un stand informativo con el lema 100% bisexual para alejar el tópico del porcentaje de heterosexual u homosexualidad que tienen las personas bisexuales. El acto también simulará un aula en la que el alumnado copiará 100 veces frases relativas a los prejuicios sobre bisexualidad que conviven en las escuelas españolas como demanda de una educación en la diversidad sexual libre de estereotipos.

Sobre el Día de la Bisexualidad

Fue el 23 de septiembre de 1999 cuando se celebra por primera vez esta fecha durante la XXII Conferencia Mundial de la ILGA (Internacional Lesbian and Gay Asociation) en Johannesburgo, Sudáfrica, y hoy día se realizan actividades conmemorativas en todos los continentes, desde Estados Unidos, hasta Japón, de Australia a Europa.

La bisexualidad es la capacidad que tiene una persona de sentir atracción sexual y emocional hacia las personas de su mismo sexo y del sexo contrario. Es una orientación que debe convivir en igualdad de condiciones con la heterosexual y la homosexual, reconociéndole su propia esencia y un espacio público para las personas bisexuales.

J.