Sobre el cambio

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Quiero que sepas que me transformo. Que me miro en el espejo y que a veces me encuentro más joven, a veces más viejo. Que por fuera soy distinto cada vez. Pero por dentro cada vez soy más viejo. Quiero que lo sepas, y que sepas que no le tengo miedo a la palabra. Que huimos de ser viejos como de estar muertos. Pero no deberíamos. Hay cosas que no puedes saber siendo joven. Hay cosas que no puedes entender hasta que te han pasado. Hay sonrisas que sólo te pueden salir después, cuando lo has entendido. Y para eso no importa lo de fuera, sino lo de dentro.

Y por dentro no dejo de crecer, no dejo de cambiar, no dejo de sumar un año al siguiente. Por fuera también, pero eso no importa, es lo que quiero que entiendas. No importa cómo me veas, o como me vea yo. Lo importante siempre es lo de dentro.

Me transformo. Crezco. Cambio. Debo seguir haciéndolo. Debo ser consciente de que me hago viejo, porque eso lleva a percibir lo importante que es cada momento. Debo ser consciente de que me hago viejo, porque eso te recuerda que hay que terminar las cosas que has empezado, y que hay que empezar cosas nuevas. Ya no seré nunca más el de ayer. Pero tampoco pienso ser mañana el de hoy.

J.

Cansancio – Montaña

Hoy me siento cansado, por fuera y por dentro. Con ese cansancio que te pide derrumbarte, acurrucarte, recomponerte. No importa. Porque montaña tras montaña, descenso tras ascenso, he ido comprendiendo la inmutable verdad de que todo sigue. Y eso, cuando realmente lo entiendes, te ayuda a disfrutar de lo bueno, a continuar tras lo malo. Porque todo sigue, porque todo cambia. Porque tras la magia de la cima de la montaña viene el cansancio, porque tras el cansancio viene la siguiente montaña. Lo único que impide el ciclo es quedarnos quietos, estáticos, sin crecer, sin cambiar. Lo único que me dejaría estático es la muerte. Ser feliz es estar vivo. Sentir dolor es estar vivo. Al final, estar vivo es lo único que importa. Ayer montaña. Hoy cansancio. Mucho. Así que me dejaré caer, me acurrucaré, me iré recomponiendo. Y el fluir del tiempo decidirá cuando se aproxima la próxima montaña.

into_the_mountain_by_nelleke-d6powtsJ.

 

El Viajero

Elefante MB-r

El viaje cambia al viajero. Lo decía, lo repetía como si las palabras tuvieran sentido para mí. Pero sólo ahora que lo he vivido siento perfectamente que la persona que se fue es diferente a la que ha vuelto. No todos los viajes cambian al viajero. Quizás porque desplazarse no es necesariamente viajar. Quizás porque muchas veces no somos viajeros, sólo nosotros mismos en otra parte. Espectadores tal vez. Pero cuando eres el protagonista de tu propio viaje, cuando sales de ti, entonces sí, el viaje te transforma. Y ahora soy distinto. No necesariamente mejor, no necesariamente peor. Pero distinto. Eso lo sé. Todo lo demás tengo que irlo descubriendo.

Y si todo nos cambia, quizás debamos reconocer que somos sólo cambio. Y disfrutarlo.

Panta Rei.

panta_rei_by_chiotas-d3cr8av

J.