Hoy también es un día que hay que señalar


En el instituto no se nos pasa ni un año el día de la mujer trabajadora, y nos tiramos dos meses hablando de lo malo que es fumar (y lo es, también es cierto). Pero luego se dejan pasar cosas que son igual de importantes. Hoy también es un día que hay que señalar. Porque sigue habiendo sitios donde te pueden matar si saben que te gustan cierto tipo de personas (y cuando digo cierto tipo quiero decir tu mismo sexo), o porque te gustan todas las personas :-), o porque antes no eras lo que ahora eres. Porque el mundo sigue siendo un lugar muy difícil según quien seas. Porque en un mundo civilizado la gente se enamora de personas (así, personas), y este mundo no es civilizado. Sólo a partes. Sólo a veces. Sólo algunos de sus habitantes. Y me molesta mucho no poder hablar de esto en la clase, porque los padres se ofenden; igual que me molesta no poder hablar de educación afectiva-sexual. Supongo que no me quedará más remedio que dejar que se quejen. Pero también supongo que esperaré a estar dando clase en mi propio terreno, no de prestado, como este año (que, por cierto, se me está haciendo muy largo, pero de eso ya hablo otro día). Así que un recuerdo agridulce y lleno de ánimo para todos aquellos que se ven obligados a seguir dentro del armario, de parte de aquellos a los que ya no nos hace falta.

 J.

Anuncios

Ser gay es la bomba.


Yo es que no gano para sustos. Como no tuvimos suficiente con la crisis del bolso de Tinky Winky, ahora me encuentro esto:

El Pentágono de EEUU propuso crear una ‘bomba gay’ para transformar al enemigo en homosexual

La idea, propuesta por una laboratorio en 1994, fue abandonada

16-06-2007 AGENCIAS

Insólito, increible, impensable… los calificativos se agotan ante propuestas como esta. Pero es real. Un laboratorio del Pentágono norteamericano propuso en 1994 crear una bomba ‘gay’. No se trataba de un artefacto que eliminara a los homosexuales (lo que hubiera resultado igualmente descabellado), sino de una bomba que transformara a los soldados enemigos en homosexuales que, entonces, preferirían hacer el amor a la guerra.

Así que aquí estoy yo ahora, escribiendo una nueva entrada para el blog en vez de acostarme para mañana acabar de corregir los exámenes y poner las notas. Pero claro, es que era una noticia bomba. Lo más curioso es que la idea no es nueva. En la Lisistrata de Ralf Konig es la homosexualidad la que lleva a la paz.
En cualquier caso, me abstendré de incluir declaraciones simplistas y que generalizan erroneamente, como “los americanos están gilipollas”. Uno ya está por encima de esas cosas :-).

[Y ya van tres intentos de escribir algo de magia sin éxito, con el solsticio cada vez más cerca. Voy a tener que dejar de leer las noticias]

J.

Tinki-Winky puede estar a salvo


Acabo de leer la prensa, y ya estoy más tranquilo.

Polonia recula y renuncia a investigar si los ‘Teletubbies’ fomentan la homosexualidad La defensora del menor afirma que “ni ha pedido ni pedirá” a los psicólogos que investiguen la cuestión

30-05-2007 OTR/PRESS

La defensora de los derechos del menor de Polonia, Ewa Sowinska, no dejó a nadie indiferente cuando anunció hace un par de días que los psicólogos de su oficina estudiarían si uno de los ‘Teletubbies’ promovía la homosexualidad. Hoy, Sowinska, a través de su portavoz Wieslawa Lipinska, rectificó aquellas palabras con unas declaraciones en las que afirma “ni ha pedido ni pedirá” a los psicólogos que investiguen esta cuestión.

Parece que no tendremos que ir finalmente a Teletubbilandia a defender el bolso de Twinky-Winki, o la libertad para que Po se ponga unos corales si le da la gana. No voy a hacer ningún chiste fácil sobre el hecho de que primero hablen del peligro de la homosexualidad, y luego reculen. No. No pienso hacerlo. Es demasiado fácil. En serio, no voy a hacer ningún juego de palabras con recular. No insitaís. Así que, que demonios, ¡FIESTA! Ah, no, espera, que me he liado. Que esa es el tipo de fiesta que le gustaría a los que le quieren quitar el bolso a Twinky-Winky (seguro que porque les hace juego con las botas). Yo creo que nosotros preferimos quedarnos más bien con esta:

Y ahora un extra en ingles, por si en Polonia no me entienden:

Besos ;-)
J.

¡Cielos!


Iba a escribir sobre otra cosa, pero he visto una noticia que me ha llenado de espanto, terror y pánico, y he tenido que cambiar el tema. Dice así la entradilla:
Polonia investiga si los Teletubbies fomentan la homosexualidad

Bruselas censura la decisión polaca sobre la famosa serie infantil
29-05-2007 AGENCIAS

Los Teletubbies es una teleserie infantil en que unos peluches de colores vivos juegan a esconderse y a perseguirse, entre otros entretenimientos, pero hay quien sospecha que sus peripecias pueden fomentar la homosexualidad. En Polonia van a someter la serie a una investigación. La Portavoz de los Derechos del Niño, Ewa Sowinska, quiere que expertos de su departamento analicen si los famosos teletubbies fomentan la homosexualidad. La Comisión Europea ha reaccionado y ha reafirmado su apoyo a la libertad de expresión.

Cielos. Los teletubbies. Claro. Son de colores. Lo cual es muy gay, por qué negarlo. Todos sabemos que la bandera del arcoiris es un símbolo gay, así que todo lo que tenga colores indudablemente es gay. Indudablemente. Mucho ojito a ver a lo que juegan los niños, que empiezan con el parchis, y acaban…. así. ¿Y qué será lo siguiente? Pues los astutos censores polacos ya lo saben. El bolso . El bolso de Tinky-Winky. Porque de nuevo todos lo sabemos. ¿Qué hay más gay que un bolso? Pues sí, supongo que un bolso y un látigo, porque otra cosa no se me ocurre. Por no hablar de su GRAAAN machete. Machote.

Evidentemente, el mundo está en peligro. Que alguien llame a la policia. Estamos siendo muy malos.

Mientras, nos vemos al otro lado del arcoiris. Somewhere, over the rainbow.

Besos a todos y todas.
J.