Cosas que faltan

Será que nos estamos volviendo insensibles. Será que vivimos demasiado deprisa. Será que hacen falta más ermitaños y ermitañas para que todos aprendamos (o volvamos a aprender) a mirar el mundo con más calma. Será que se nos olvida con frecuencia lo importante. Ayer, una de esas ermitañas que necesita el mundo (o sin las cuales para mí el mundo perdería muchísimo), me dijo una verdad aplastante: hay 742 iconos en whatsapp… y ni uno representa un abrazo.

Y sí, está loca por contar todos los iconos. Pero es una locura maravillosa por darse cuenta de lo que falta.

J.