/b

Creo que ya he hablado alguna vez de 4chan, el mayor de los tablones anónimos de habla inglesa (o por decirlo de otro modo, que no está en japonés), conocido por ser una masa de caos, el alma máter de Anonymous, y el hogar de /b, ese sumidero hacia donde va fluyendo (o desde donde va fluyendo más bien) todo lo que hay de repugnante, ofensivo, sexual y humorístico en Internet, con frecuencia de forma combinada.

Pues el otro día, estaba yo buceando entre la mugre y la depravación, cuando hicieron un hilo en el que trataban de definir la relación entre /b e Internet con imágenes. Fue genial :-D. Así que aquí cuelgo a modo de ilustración tres de las imágenes :-) , y ya cada uno que decida si aventurarse por esos mundos o no, que ellos ya ponen en la entrada que /b es para +18 -.-.

J.

Dadme un manual y dominaré el mundo

Últimamente estoy consiguiendo hacer muchas cosas sin comprender realmente lo que estoy haciendo. Por ejemplo, con el Ubuntu. Una de las cosas extrañas (y para mi buenas) de Linux es que todo se puede apañar o toquetear con comandos. Como en los viejos tiempos. Así que si después de estar trasteando con los monitores duales no me aparecen las barras del menú, no me dejo dominar por el pánico (bueno, sólo la primera vez :-) ), sino que busco en internet, donde algún amable linuxero veterano me informa de que para arreglar los paneles desaparecidos sólo tengo que hacer:
Alt+F2
gnome-terminal
gconftool –recursive-unset /apps/panel
rm -rf ~/.gconf/apps/panel
pkill gnome-panel
Y listo. ¿Qué quiere decir “rm -rf ~/.gxonf/apps/panel”, por ejemplo? Ni idea. Ni la más remota idea. Es magia. Pero funciona. Poco a poco voy quedándome con los comandos (por ejemplo, ya sé que es sudo :-), e incluso la diferencia entre aptitude y apt-get), pero en general no tengo ni idea de lo que estoy tecleando en la terminal. Y mola.
Y luego está el instituto, claro, donde estoy tratando de instalar una base de datos MySQL (o algo así) en un sitio web gratuito que he creado, con la intención de poder subir la base de datos del programa de bibliotecas Abies y que se consulte desde internet. Nuevamente, sin tener ni idea de lo que estoy haciendo, y tirando de manuales y páginas web :-). Así es el mundo moderno. Si lees los manuales puedes ser el amo (juas, juas, juas, risa malvada). Si no, estás indefenso.
J.

Internet, tecnología y ciencia-ficción

Se me está acumulando el trabajo, así que voy a reunir varios temas.
Primero, los bots mariposa. Mola tener Panda. Que pedazo de historia, digno de una superproducción. O de un buen libro ciberpunk. Lo cual me lleva a lo segundo.

Segundo. En el primer trimestre puse como lectura en el instituto una selección de relatos de ci-fi (sin mucho éxito de público, todo hay que decirlo). La cosa es que eso me dio ganas de leer más ciencia-ficción, y por mi cumple pedí que me abastecieran: Ubik y El hombre del castillo, de Philip K. Dick, y una selección de relatos de Arthur C. Clarke. Ya me terminé Ubik, y es demasiado raro. Demasiado. El hombre del castillo me está gustando mucho más, con una realidad alternativa en la que los japoneses y los alemanes ganaron la guerra mundial, y situado en un presente alternativo (presente del autor, los años 60 en realidad). La reflexión es que cuando lees ciencia-ficción clásica, en realidad tienes que hacer un doble ejercicio: estás viendo un futuro que pensaron lo escritores y que ya está en nuestro pasado. Por ejemplo, Ubik se ambienta en 1992. Y no, en el 92 no solíamos viajar a la luna :-). En general, la mayoría de los escritores de ci-fi fueron demasiado optimistas. Lo cual me lleva a lo tercero.

Tercero. No nos hemos acercado a prácticamente nada de lo que supuso la ci-fi que lograríamos. Ni de lejos. Ni colonización espacial, ni robots inteligentes, ni poderes psíquicos. Pero he dicho casi. Por un lado, lo que es capaz de hacer la medicina ya es ci-fi. La biónia es una realidad. Y luego está Internet: vivimos en una era ciberpunk, con la información accesible desde cualquier punto wi-fi :-), y todo el mundo de las corporaciones conectado, con sus buenos y malos luchando (remito de nuevo al enlace de la historia de los bots mariposa del punto primero :-) ). Y claro, la era ciberpunk tiene sus problemas. Lo cual me lleva a lo cuarto (y último, que no cunda el pánico).

Cuarto. Me indignan las falacias sobre la piratería. En España la copia privada es legal. Si eso no gusta, el que crea que puede hacerlo, que cambie la ley. Poner enlaces es legal. Si no se comparte, no hay red. ¿Dónde voy a encontrar una película descatalogada de principios del siglo XX si no es en el eMule? Así que configurad bien el eMule, actualizar los servidores, y encontraréis. El Ares no sirve para encontrar cosas raras. Es para piratear los estrenos grabados del cine :-). El eMule es de gente seria que comparte ;-). Vale, ya me he extendido mucho, guardo para otro día el viajar seguro por la red y esquivar a la censura.

J.

Walking on the cute side… (por el lado más mono de la vida)

Todo el mundo sabe que Internet es un antro de corrupción, depravación e imágenes y textos horribles que harían vomitar a una cabra y que dejarían a un legionario curtido llorando como una niña de cuatro años. Eso lo puede decir cualquiera, así que no voy a perder el tiempo hablando de ello. Pero de lo que la gente se olvida muchas veces (sobre todo esa gente que no navega por Internet, o que sólo lo hace para ver prensa y para buscar de tapadillo la corrupción y depravación, sin acabar de encontarla nunca) es de que Internet también está llena de lugares monísimos, llenos de encanto y “oooohhhhs” y “aaaahhhh”s de puro placer edulcolorado de algodón de azucar.
Uno de mis lugares favoritos de ese estilo es Cute Overload (que viene a ser algo así como “sobredosis de monería”). Monísimo.


Además, itinerante por el mundo, se encuentra el “Caturday“, pero eso requiere su propio post, así que lo dejo para otro día.

Dejando a un lado lo totalmente edulcolorado, otra de las cosas que más me gusta del lado alegre de Internet son los posters motivacionales. ¿Qué es un poster motivacional? Esencialmente es una imagen en un marco negro, con una frase debajo más o menos relacionada, y que se supone debe servir de inspiración (efectivamente, la imagen que aparece en el primer enlace es un ejemplo). Y la verdad, es que suelen ser bastante divertidos. El único problema (relativamente) es que la mayoría están en inglés, así que poco a poco estoy traduciendo algunos ;-). Y que suelen ser MUY frikis (o sea, que la mitad de la humanidad no entiende la mitad de las cosas de las que hablan). Os dejo con dos frikadas roleras y un sabio consejo.

Besos y sonrisas.

J.