Cuatro musicales

Estaba yo hoy preparando la ensalada de pasta para la comida, y me he puesto el disco de musicales que tengo en la cocina para estos menesteres. Y es que yo soy mucho de escuchar musicales, no sólo de verlos (en peli, todavía no me he acercado a ningún musical clásico). Así que he pensado que es un buen momento para poner unas cancioncillas más retro, con ayuda del Youtube.
Empecemos con Hair, que es el que estaba escuchando mientras troceaba zanahoria. Ya puse un video de esta película cuando hable de los pelos, pero este tema final resume la ideología antibelicista de la película: The Flesh failures (Let the sun shine in):

Por cierto, que el prota de la película de Hair es el de Everwood unos pocos de años antes. Que cosas.

Vamos con otra antigualla, Jesus Christ Superstar, con el tema principal del que para mí es el verdadero prota, Judas,

Otro peliculón, que en castellano desde mi punto de vista de traductor, pierde bastante. Muy bastante.

“Nazareth, your famous son
Should have stayed a great unknown
Like his father carving wood–
He’d have made good
Table chairs and oaken chests would have suited Jesus best
He’d caused nobody harm–no-one alarm
[…]
All your followers are blind
Too much Heaven On Their Minds”.

Totalmente de acuerdo.

El tercero, para compensar, es otra peli musical que sigue siendo estupenda doblada, Pesadilla antes de Navidad. La cual, por cierto, ya veía todas las Navidades mucho antes de que Jack fuese un icono. Hoy me voy a quedar con “Raptaré a Santa Clavos”, que es una forma muy simpática de traducir el “Sandy Claws” del original.

Y termino con una maravilla friki, el episodio musical de Buffy Cazavampiros, con Amber Benson como Tara cantando estupendamente, Anthony Head como Giles sorprendiendo también a todo el mundo vocalmente (ahora se le pued ver en Merlín, yo todavía no he tenido tiempo), y la genial Alyson Hannigan como Willow siendo totalmente lamentable en cuanto intenta cantar, lo cual no quita que sea un icono wicca, LBGT y sexy-friki. ¿Se nota mucho que me encanta?

(Aquí las letras ;-)).

J.

Indica (transculturalidad y fonosimbolismo)

Antes, el mundo de la música era una región más bien esotérica, cuando lo normal era hablar sólo el idioma propio y los grupos extranjeros gustaban solamente por cómo sonaban y con suerte por el aspecto que presentaban. Hoy en día el inglés es más o menos accesible a la mayoría, y ya sabemos que las letras de los Beattles en general son poquita cosa.
Así que desde aquí voy a partir una lanza a favor de escuchar música en otros idiomas, a recuperar esa sensación de “me gusta pero no tengo ni idea de lo que están diciendo”. Destaco en este punto uno de los últimos descubrimientos de Patricia: Indica, un grupo finlandés. Si alguien habla finlandes, le estaré eternamente agradecido si me traduce unas letras. Mientras, seguiré tarareando como me suena, al más puro estilo “aserejé”.

(Otro par de regalo, para el que le haya gustado, 1, 2)

J.

Pelos

Ser melenudo no es sólo una cuestión estética (que lo es). Hoy en día sigue siendo una decisión vital. Es una de esas cosas que nos va a señalar como una etiqueta (el melenas, el gordo, el calvo), y que todavía hoy en día va a atraer miradas negativas de esa parte conservadora del mundo a la que le enseño el dedo medio siempre que puedo. Lo gracioso del asunto es que a día de hoy no considero que tenga el pelo largo. Largo lo tenía cuando me llegaba a la cintura. Ahora simplemente está normal. Digo yo. Lo que pasa es que los demás tienen el pelo corto.

En cualquier caso, desde aquí quiero presentar mi alegato a favor de las melenas, pelos, pelánganos. Como Aragorn, como Jesucristo, como yo. Hombres de la tierra, tomad el ejemplo que prefiráis, pero consideradlo seriamente. No hay nada como una buena melena.

Para ilustrarlo, os dejo un video del musical Hair, de 1979. Esta película trata muchos temas interesantes de modos muy simpáticos, y cuando puede volveré sobre el tema, pero hoy sólo hay tiempo para los pelos. He puesto una versión subtitulada (de aquella manera) para que todo el mundo pueda coger al menos el hilo. Los más duchos en la lengua de Shakespeare harían mejor en ver la letra original.

En ella tenemos perlas como:

My hair like Jesus wore it [Mi pelo como lo llevaba Jesucristo]
Hallelujah I adore it [Aleluya, yo le adoro]
Hallelujah Mary loved her son [Aleluya, María quería a su hijo]
Why don’t my mother love me? [¿Por qué mi madre no me quiere a mí?]

Que lo disfrutéis con pelo sano.

J.