Speeches (feos y guapos y cuentos y princesas)


Oh when you lay your hands on me
I know that I can heal
There’s a blinding light
That no one else can see

J.

PD: Esa tía mola infinito, porque lleva un ukelele eléctrico o algo así :-). Hasta aquí la entrada bonita, el vídeo bonito y demás. Ahora, si eres de los que han cruzado al otro lado del espejo, sigue leyendo, si no, mejor pasa a otra cosa y vuelve a la realidad que se ve a través del prisma del amor romántico :-). Avisados quedáis.

* * * * *

Vamos a meternos en faena sobre unos cuantos detalles del vídeo entonces. Primero, hartita me tenéis de cuentos en los que el guapo tiene que ser malo y tonto y superficial, y el feo es el que tiene un buen corazón inmenso, sólo hay que saber verlo. Desde la Bella y la Bestia hasta el infinito, por ejemplo. Hay guapos listos y agradables y encantadores. Y feos mezquinos y de mal corazón. Es igual de malo el arquetipo de belleza = bondad que el opuesto. Sobre todo porque en general va dirigido a esa visión del amor romántico en el que la chica debe esforzarse por ver a través de la fealdad del tiparraco para encontrar su belleza interior. Sin descuidar ella en ningún momento su belleza exterior, claro. Así de guay es el patriarcado, que nos enseña que a los machirulos les gustan las buenorras, y que a las buenorras les debe gustar el que esté enamorado de ella.

Segundo. Maldita pastilla de Morfeo. Con lo feliz que era yo cuando podía quedarme sólo con lo de qué vídeo más bonito. Ahora sé que no descansaré hasta que el heteropatriarcado no sea reducido a cenizas humeantes. Es decir, que no descansaré nunca. Y vale la pena. No echo de menos el mundo idílico. No hecho de menos el otro lado del espejo.

Anuncios

Rupturas y proyectos (entrada espesa y radical)


QUEER_by_androgenio

Este año se me ha pasado el Día del Orgullo sin hacer ninguna entrada. No sé si porque estaba despistada en mil cosas, o porque me pilló a contrapié,, o porque estoy centrada en otras direcciones. Pero el asunto es que esa lucha sigue siendo igual de necesaria que siempre. Como el resto. La del feminismo, que es la que me tiene más ocupada dentro del ámbito combativo/formativo. La de las sexualidades no normativas (como los más avispados se habrán percatado ya por esta entrada). Hay muchas cosas que romper, y todas están sujetas por las mismas cuerdas. Sí, las del heteropatriarcado. Y sí, se me ha pasado el Día del Orgullo, porque hay un montón de gente que puede hacer más en la lucha LGTB (o trans-marica-bollo) de lo que puedo hacer yo. Así que yo estaba tejiendo mi granito de arena con unas chicas geniales y valientes para luchar contra el machismo en el ámbito educativo, inspirada por la iniciativa de Sexismo Cotidiano y por Alicia Murillo. Y ya está preparado, y en septiembre veremos lo que hacemos con ello entre todas. Sexismo y ESO.

Pero al final tendremos que luchar todas en todos los frentes. Porque la revolución, el cambio, si no es global no será. Si no es feminista no será, si no es trasn-marica-bollo no será. Si no destruye los pilares fosilizados del patriarcado heterocentrista, no será. Hay muchas cosas que hacer. Muchísimas. Y no podemos dejar de hacerlas, porque entonces lo hecho se deshace. Ya va pasando en muchos de los logros sociales. Así que que cada una aporte lo que sepa. Y ya el año que viene intentaré hacer una entrada del Orgullo, que sí :-).

J.