Nunca más (declaración de principios)

[Esta entrada hoy no es sólo mía. Es una suma de todas esas voces que quiero como si fueran la mía, y que estos días dicen, con alegría o con tristeza, lo mismo que yo voy a decir]

Tú después entenderás lo que quieras y creerás lo que quieras, pero ahora voy a decirte la verdad: nunca más. No es un capricho, no es rebeldía, no es una herida. Yo soy así. Y nunca más. Nunca más volveré a estar en jaulas ni candados, en palacios ni torres. Porque así no soy, porque así no amo. Y, si lo intentase, fracasaría y te odiaría en el proceso, como si me pidieses que volará y me culpases por no lograrlo o por estrellarme desde el precipicio. Yo no soy así. Y yo no te pediré que cambies ni que seas. Porque si te quiero te quiero aquí y ahora, y si todo gira y todo cambia nosotros giraremos con ello, y el nosotros de mañana decidirá sus propios amores y deseos. Y si no lo entiendes no me entiendes, y si no lo compartes no podrás compartirme; y como nunca podré ser tuyo (porque sólo soy mío y del mundo) al final no podremos ser. Porque nada es al final, pero tú no lo (me) entiendes. Así que nunca más. Por mí, y más por ti. Porque no vale la pena el sufrimiento, porque no hay balanzas que compensen. No podemos ser. Ni te lo pediré ni me lo pidas. Nunca más.

Y mientras, seré sin prisa, sin miedo ni esperanza. Porque simplemente siendo soy feliz. Y extenderé mi amor como raíces, redes, constelaciones, creciendo hasta alcanzar las raíces, brazos, estrellas y planetas de otros y otras que sí son, uniéndonos y separándonos. Creciendo. Así que nunca más. Y para siempre.

constellation_in_the_wild_by_svitakovaeva-d3hs5mu

J.

No va a ser posible.

Lo siento, pero no va a ser posible. Porque no existe una persona perfecta para ti. Porque nadie puede dártelo todo. Porque algunas personas no podrán darte nada, o no querrán.  Porque ser feliz o estar triste es algo que depende sólo de ti, y no puedes culpar ni responsabilizar a otras personas ni de una cosa ni de la otra.

¿Qué hacer entonces? ¿Por donde empezar? Por descubrir qué llevas dentro, por supuesto. Por aceptarte. Por ser feliz. Sin nadie. Así de sencillo. Así de complicado. Cuando lo consigas, cuando lo comprendas, todo lo demás será posible. Entonces sí.

Entonces, si quieres, podrás amar y compartir con todos. Con la persona que te quiere pero no puede verte. Con la persona con la que nunca vivirías pero que te inflama sólo con mirarla. Con la persona con la que la vida es sencilla y feliz, pero que ya no te inflama, o que no te inflamó nunca. Con los que te dan lo que pueden darte, con aquellos a los que das lo que puedes y quieres. Con los que te rozas. Con los que te abrazas. Con los que te besas. Con todos. Y todo formará parte de ti.

Por supuesto que no digo que vaya a ser fácil. No lo será, porque nada lo es. Pero será posible. Y algo posible es infinitamente más que algo imposible.

sunrise_by_eyesweb1-d2vo59x

J.