Setiembre

Llegará. Entre las sombras y las olas. Con susurro de hojas. No sabemos aún si como camino o como destino, aunque siempre es como camino. Aún está demasiado alejado. Diminuto. Punto de luz como faro entre la bruma. Bruma de calor, y de trabajo, y de agosto. Pero está. Parpadeando a veces. Animándonos a seguir flotando. Navegando. Sumergiéndonos.

Septiembre llegará, y nos arrastrará hacia todo lo que venga detrás. Hacia lo nuevo. Hacia lo inesperado. Hacia lo que queremos ser y hacer, o tal vez no queremos, o no sabemos si queremos, o si somos o hacemos, pero vamos a hacerlo igualmente. Y a serlo. Y probablemente hasta a quererlo.

El mundo se detiene alrededor, queriendo aferrarse a julio, queriendo no escapar de agosto. Y nosotros mirando hacia septiembre. Y nosotros mirándonos en septiembre. Buscándonos entre el entonces y el ahora.

Llegará septiembre. Y allí me encontraré. Y me encontrarás.

J.

 

Tensa espera

Tensa espera.

Prioridades, objetivos, deseos.

Time_Piled_by_tigocarvalho

Pero todavía lo único que puedo hacer es esperar. Porque de mis deseos sólo me separa el tiempo, y esperar que pase el tiempo es el único camino para llegar hasta ellos.

Así de sencillo y de difícil.

passa tiempu e nu parlare
passa tiempy e ni nni tire

J.

Olores, planes, caminos

Beach__by_Lalatina123

Pues aquí estoy. A mi estilo. Desconcentrado. Desconcentrándome. Con la mente vagando una y otra vez en la misma dirección, por los mismos caminos. Pensando en helados que me apetece tomar y dónde me apetece tomarlos, pensando en a qué huele una flor de jazmín cuando pasa un rato sobre la piel, en reuniones de trabajo y en el trabajo que cuesta lograr algunas reuniones.

Y sin embargo siento que esta vez es distinto. Y no sólo lo siento. Lo vivo, lo veo. Siempre es distinto, me diréis. No puedes bañarte dos veces en el mismo río, me diría Heráclito a través de Luis Alberto de Cuenca. Pero yo insistiría en que es distinto de un modo distinto. ¿Por qué? Porque normalmente vivimos cosas que están pero están en gran medida en nuestras ilusiones, en nuestros deseos. Que sabes que un soplo de viento se va a llevar, que sabes que no sobrevivirán hasta el verano, y mucho menos más allá del invierno. Vivimos cosas imposibles, aún a sabiendas, y es algo hermoso. Si desechásemos todo lo que no dura para siempre, nos quedaríamos sin nada.

Y esta vez tengo la extraña sensación (más extraña porque es casi certeza) de que estoy construyendo sobre algo sólido. Sobre algo posible. Sobre algo que podría prolongarse, extenderse, y lanzar ramas a través del tiempo.

No sé definirlo mucho más. Tampoco vale la pena. Hay que ir caminando cada paso, viviéndolo, descubriéndolo.

J.

PD: últimamente todo lo que sé de la vida ya lo ha puesto Julieta Venegas en una canción.

PDD: Es muy pronto para decir…

Entre tiempos

Esos días extraños, entre  que sabes que algo va a suceder y que sucede realmente. Esos días de espera. Esos días de hacer cosas (casi cualquiera) porque no sabes qué hacer, porque todavía no puedes hacer lo importante. Días de caminar sonámbulo, con la certeza de que todo es superfluo, carente de interés. Días de estar ausente. El lunes empieza todo. Otra vez. Y los días que quedan hasta él son puro trámite.

J.