El Viaje


storm_is_comming_by_virfir-d429ib5

El viaje, como la tormenta, no llega cuando estás preparado. Llega cuando es su momento. Como la noche, como la primavera. Y aunque a veces nos parezca que la noche llega demasiado pronto o que acaba antes de lo que debiera; aunque creamos que la primavera tarda en alcanzarnos, todo llega en su momento. Quizás es que nosotros no sepamos ver los momentos. O vivirlos. O engendrarlos. Así que emprenderé mi viaje. Pequeño, es cierto. Si es que existen viajes pequeños. En un momento que no habría elegido, porque parece que corta todo lo demás que está rodeándome, que lo detiene durante mi ausencia. Salvo porque no se va a detener, porque nada se detiene nunca. Y cuando regrese continuaremos, pero no en el lugar que lo dejamos. En el nuevo lugar que se ha creado por el que parte, por el que espera. Y cuando regrese traeré la primavera, o la tendrás tú aquí ya, esperándome.

J.

Anuncios

El Camino de regreso


DSC_0326

Regreso. Regreso cambiado. Porque no podía ser de otro modo. Me ha bañado la lluvia, me ha azotado el viento. He frotado las heridas y las cicatrices con musgo y corteza. Y las capas muertas y gastadas de piel, de alma, de vida, se han empezado a desprender en parte. Regreso. Y no soy un hombre nuevo, porque esas cosas no suceden simplemente. Pero voy a intentar seguir siéndolo.
image

J.

Regreso


Algunos se preguntarán dónde he estado todo este tiempo desaparecido. Pues resumiendo mucho, me he casado (un saludo especial a las tres alumnas que se atrevieron a pasarse :-)),

he estado en Sicilia

y he traducido un libro.

Si es que cuando uno se pone da tiempo a todo. Ahora sólo me queda terminar de montar el estudio (no, no hay foto del caos) y leerme el septimo de Harry Potter

y podré de nuevo dedicar tiempo a la vida paralela de Internet.

Así que voy a ordenar cajas.

Besos,

J.