Noviembre y la tormenta

november_by_initio

Noviembre ha llegado con la tormenta, pero noviembre no es la tormenta, y para mí es importante recordarlo. Noviembre es un camino, un camino discreto entre el crepúsculo y la noche, que lleva desde Samhain a Yüle. Un camino para mirar hacia dentro, y recoger todo lo que se ha ido recolectando durante el giro del año (emociones, recuerdos, canciones, besos, partidas), e ir colocándolo para que esté en su lugar antes de la primavera. Noviembre, y lo que viene tras él, hace necesario terminar con muchas cosas pendientes. Cartas que escribir, ventanas que cerrar, libros que concluir, que llevan demasiado tiempo esperando su momento. El invierno no debe llegar sin estar preparados.

Pero al mismo tiempo hay cosas que continúan, que brotan, que crecen. Que han llegado con la tormenta, o que simplemente se han resguardado hasta que esta pasase. Que tienen tiempo de sobra para ser y arder antes del invierno, e incluso durante él. Noviembre es las hojas caídas y el viento fresco en la cara, y la tierra mojada y la manta cálida. Noviembre es la excusa del abrazo y de la bufanda. Porque en realidad, y como siempre, Noviembre es lo que queremos hacer de él. Y yo quiero hacer mucho.

J.

Love Spell

Te entrego mi amor. Y mi amor es aquí y ahora. En el límite de tiempo entre que vengas y te marches. En el límite de espacio entre tu piel y la mía. Rodeados por lo que alcanzan nuestros brazos.

Te entrego mi amor en este instante, porque no existen ni un mañana ni un ayer más que en nuestros recuerdos y nuestras esperanzas, y sólo el ahora está vivo, como lo estamos tú y yo.

Jamás te querré para siempre. Jamás me ataré a nada, ni trataré de atarte. Porque lo que se ata ya no es libre. Porque para siempre sólo es la muerte y el vacío. Todo lo que vive sólo puede durar un instante.

Y por ello, cuando vuelvas, cuando volvamos, volveré a entregarte mi amor si la vida lo permite. Y te amaré en ese nuevo aquí y en ese nuevo ahora, y se amarán las nuevas criaturas que seremos, de un modo nuevo y diferente.

Y cuando te vayas, cuando yo me vaya, no echaré de menos lo que pierdo. Celebraré y agradeceré lo que he vivido como el regalo que es, como el regalo que hemos compartido.

Y así, el mundo irá girando y creciendo con cada paso que demos, con cada persona que amemos. Y volveremos a encontrarnos.

pagan_wheel_of_the_year_by_estruda-d2o95jb

J.