Humanos vs Zombis – ES


Pues eso mismo. Que como soy un culo-traductor inquieto, encontré esa joya del frikismo que es Humans vs Zombies, y dije “pues voy a traducirlo”, y después dije “y ya que estamos voy a organizar unas partidas”, y luego “pues de paso, se lo digo a los creadores, a ver si quieren enlazar la traducción en la web oficial”. Y con todo ello ando liado :-). Así que ya sabéis, Humanos vs Zombis :-D. Ya llegan -.-.

J.

Dominarán el mundo…


Algunos gatos demuestran claramente por su cara sus malvadas intenciones de dominar el mundo. La mía lo hace desde la parte trasera del atril mientras traduzco.


J.

Cuentos populares (I)


Los cuentos populares me fascinan. No tanto de pequeño, en esa época me gustaban más las historias épicas (por algo me leí más de diez veces El Señor de los Anillos en mi adolescencia); ha sido más bien un efecto de esa maravilla que es The Sandman, del señor Gaiman. Fue él el que me enseñó a mirar detrás de los cuentos que han llegado hasta nosotros, y tratar de ver qué hay detrás (y por detrás entiéndase antes).

Los cuentos son una maravilla de múltiples caras, como trato de explicar en mis clases; cambiantes, permanentes y a la vez propios de cada tiempo. No hay época sin su versión de Caperucita o de la Bella durmiente. Y en esa variedad de versiones está su encanto. Por ello, para estas navidades, si Amazon lo permite, me he pedido un libraco para empaparme de versiones; pero hoy quiero pararme en un cuento más musical, que me encanta.

Herr Mannerlig es una balada medieval sueca que narra la historia de una troll de montaña que desea desesperadamente convertirse en humana. La troll cree que lo conseguirá si logra casarse con el noble Mannerlig, por lo que trata de seducirle con regalos. Sin embargo, Mannerlig los rechaza, básicamente porque ella no es cristiana.

La versión original y una traducción al inglés se encuentra por ejemplo aquí (en cuanto tenga un rato la traduzco, lo prometo, pero es que la Historia de los Reinos me tiene muy liado), pero es mucho mejor escucharla, por ejemplo en la versión de In Extremo:

O mejor aún, en una versión en italiano que hizo esa maravilla de grupo que es Haggard (aunque no haya un video en condiciones, que le vamos a hacer. Mejor una flor que la versión del Final Fantasy, digo yo):

J.

Los 10 momentos más cañeros de la Biblia (o cómo copiar un post de vez en cuando no hace daño)


Entre oleada y oleada de correciones, echo un vistazo por internet para relajar la mente, y como ultimamente tengo el blog muy abandonado, me he decidido copiar un post cachondo de ese icono de internet que es Greenshines. Greenshines a su vez lo ha copiado de Cracked
tomándose la molestia de traducirlo. Así que, como ya estoy traduciendo otras cosas por las que sí me pagan, con un glorioso “copy&paste” os presento:
Grandes momentos en la Biblia.
La Biblia esconde (esconde, por que no la hemos leido, claro esta) grandes momentos de esos de mal rollito, venganza, muerte y sangre por doquier.

Top 9 de los mejores momentos Biblicos

9.- Exodo 2:11-12
11 En aquellos días, cuando Moisés ya fue mayor, fue a visitar a sus hermanos, y comprobó sus penosos trabajos; vio también cómo un egipcio golpeaba a un hebreo, a uno de sus hermanos.

12 Miró a uno y a otro lado, y no viendo a nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.

8.- II Reyes 2:23-24
23 De allí subió a Betel. Iba subiendo por el camino, cuando unos niños pequeños salieron de la ciudad y se burlaban de él diciendo: «¡Sube, calvo; sube, calvo!»

24 El se volvió, los vio y los maldijo en nombre de Yahveh. Salieron dos osos del bosque y destrozaron a 42 de ellos.

7.- Ezequiel 23:19-20

19 Pero ésta multiplicó sus prostituciones, acordándose de los días de su juventud, cuando se prostituía en el país de Egipto,

20 y se enamoraba de aquellos disolutos de carne de asnos y miembros de caballos.

6.- Jueces 3:16-23

16 Ehúd se hizo un puñal de dos filos, de un codo de largo, se lo ciño debajo de la ropa sobre el muslo derecho,

17 y presentó el tributo a Eglón, rey de Moab. Eglón era un hombre muy obeso.

18 En cuanto terminó de presentar el tributo, Ehúd mandó marchar a la gente que había llevado el tributo;

19 pero él, al llegar a los Idolos que hay en la región de Guilgal, volvió otra vez y dijo: «Tengo un mensaje secreto para ti ¡oh rey!» El rey respondió: ¡Silencio!» y salieron de su presencia todos los que estaban con él.

20 Ehúd se le acercó . El rey estaba sentado en su galería fresca particular. Ehúd le dijo: «Tengo una palabra de Dios para tí.» El rey se levantó de su silla.

21 Ehúd alargó su mano izquierda, cogió el puñal de su cadera derecha y se lo hundió en el vientre.

22 Detrás de la hoja entró incluso el mango, y la grasa se cerró sobre la hoja, pues Ehúd no le sacó el puñal del vientre. Luego escapó por la ventana.

23 Ehúd salió por el pórtico; había cerrado tras de sí las puertas de la galería y echado el cerrojo.

5.- Numeros 16:23, 31-33

16 Dijo Moisés a Coré: «Tú y toda tu cuadrilla presentaos mañana delante de Yahveh: tú, ellos y Aarón.

17 Que tome cada uno su incensario, le ponga incienso y lo presente delante de Yahveh; cada uno su incensario: 250 incensarios en total. Tú también, y Aarón, presentad cada uno vuestro incensario.»

18 Tomaron cada uno su incensario, le pusieron fuego, le echaron incienso y se presentaron a la entrada de la Tienda del Encuentro, lo mismo que Moisés y Aarón.

19 Coré convocó ante éstos a toda la comunidad a la puerta de la Tienda del Encuentro y se apareció la gloria de Yahveh a toda la comunidad.

20 Habló Yahveh a Moisés y Aarón y les dijo:

21 «Apartaos de esa comunidad, que los voy a devorar en un instante.»

22 Ellos cayeron rostro en tierra y clamaron: «Oh Dios, Dios de los espíritus de toda carne: un solo hombre ha pecado, ¿y te enojas con toda la comunidad?»

23 Respondió Yahveh a Moisés:

31 Y sucedió que, nada más terminar de decir estas palabras, se abrió el suelo debajo de ellos;

32 la tierra abrió su boca y se los tragó, con todas sus familias, así como a todos los hombres de Coré, con todos sus bienes.

33 Bajaron vivos al seol con todo lo que tenían. Los cubrió la tierra y desaparecieron de la asamblea.

34 A sus gritos huyeron todos los israelitas que estaban a su alrededor, pues se decían: «No vaya a tragarnos la tierra.»

35 Brotó fuego de Yahveh, que devoró a los 250 hombres que habían ofrecido el incienso.

4.- Deuteronomio 25:11-12

11 Si un hombre está peleándose con su hermano, y la mujer de uno de ellos se acerca y, para librar a su marido de los golpes del otro, alarga la mano y agarra a éste por sus partes,

12 tú le cortarás a ella la mano sin piedad.

3.- I Reyes I 18:24, 38-40

18 El respondió: «No soy yo el azote de Israel, sino tú y la casa de tu padre, por haber abandonado a Yahveh y haber seguido a los Baales.

19 Pero ahora, envía a reunir junto a mí a todo Israel en el monte Carmelo, y a los 450 profetas de Baal que comen a la mesa de Jezabel.»

20 Ajab envió a todos los israelitas y reunió a los profetas en el monte Carmelo.

21 Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: «¿Hasta cuándo vais a estar cojeando con los dos pies? Si Yahveh es Dios, seguidle; si Baal, seguid a éste.» Pero el pueblo no le respondió nada.

22 Dijo Elías al pueblo: «He quedado yo solo como profeta de Yahveh, mientras que los profetas de Baal son 450.

23 Que se nos den dos novillos; que elijan un novillo para ellos, que los despedacen y lo pongan sobre la leña, pero que no pongan fuego. Yo prepararé el otro novillo y lo pondré sobre la leña, pero no pondré fuego.

24 Invocaréis el nombre de vuestro dios; yo invocaré el nombre de Yahveh. Y el dios que responda por el fuego, ése es Dios.» Todo el pueblo respondió: «¡Está bien!»

38 Cayó el fuego de Yahveh que devoró el holocausto y la leña, y lamió el agua de las zanjas.

39 Todo el pueblo lo vió y cayeron sobre su rostro y dijeron: «¡Yahveh es Dios, Yahveh es Dios!»

2.- Jueces 15:15-16

15 Encontró una quijada de asno todavía fresca, alargó la mano, la cogió y mató con ella a mil hombres.

16 Sansón dijo entonces: «Con quijada de asno los amontoné. Con quijada de asno, a mil hombres sacudí.»

1.- Samuel 18:25-27

25 Respondió Saúl: «Decid así a David: No quiere el rey dote, sino cien prepucios de filisteos para vengarse de los enemigos del rey.» Tramaba el rey hacer sucumbir a David a manos de los filisteos.

26 Los servidores comunicaron a David estas palabras y la cosa pareció bien a David para llegar a ser yerno del rey. No se había cumplido el plazo,

27 cuando se levantó David y partió con sus hombres. Mató a los filisteos doscientos hombres y trajo David sus prepucios que entregó cumplidamente al rey para ser yerno del rey. Saúl le dio a su hija Mikal por mujer.

Yo personalmente habría añadido también cuando las hijas de Lolt lo emborrachan para acostarse con él (Génesis 19, 30-38), para que no todo fuese violencia, también un poco más de sexo, pero eso ya son opiniones personales. Además, un top 10 habría quedado más mono.

Y con esto ya he complido hasta uno o dos post navideños en cuanto me quite la montaña de exámenes y trabajos de encima.

J.

Regreso


Algunos se preguntarán dónde he estado todo este tiempo desaparecido. Pues resumiendo mucho, me he casado (un saludo especial a las tres alumnas que se atrevieron a pasarse :-)),

he estado en Sicilia

y he traducido un libro.

Si es que cuando uno se pone da tiempo a todo. Ahora sólo me queda terminar de montar el estudio (no, no hay foto del caos) y leerme el septimo de Harry Potter

y podré de nuevo dedicar tiempo a la vida paralela de Internet.

Así que voy a ordenar cajas.

Besos,

J.

Traducciones – Diario de un traductor novato


Hoy he acabado la última traducción que me quedaba por hacer antes del verano, “La tumba del Ocaso”, un módulo para D&D bastante apañado (me esperaba algo más soso, pero la verdad es que es bastante resultón para un módulo de 32 páginas). Como siempre, por un motivo o por otro pero como siempre, he ido con retraso, pero ya no es algo que me preocupe. Así es la vida, lo acepto. Y entre una cosa y otra, he encontrado el diario que escribí durante mi segunda traducción. Está escrito a posteriori y en tono humorístico, pero todos los hechos que narra fueron totalmente reales (virus y boda incluídos). Si encuentro el diario de la primera traducción, lo subiré también.

J.

Diario de un traductor novato: la segunda traducción

Día 1

Esta vez lo tengo controlado. Tengo tres meses, y voy a planificarme del modo adecuado: primero, me lo leo tranquilamente; después veo las partes difíciles y creo el glosario, y finalmente divido el trabajo entre los días y comienzo la traducción.

Día 5

Con calma y pulcritud he creado un plan de trabajo sin ningún fallo, una cumbre en la perfección dentro de los traductores. No sé si colgarlo en la pared frente al ordenador directamente o enmarcarlo antes.

Día 36 (antes conocido como día 6)

El jefe ha mandado una circular en la que ha dicho que ha decidido que ahora se entrega dos meses antes en vez de uno, decisión que supongo le habrá llegado místicamente mientras realizaba sus abluciones matutinas. Haciendo gala de un estoicismo y una calma que me han sorprendido hasta a mí, he descolgado el plan de trabajo de la pared y lo he despedazado entre mis manos entre sollozos y gimoteos ininteligibles. Después me he puesto a traducir como un loco.

Día 39

Tras mi primer tanteo con el texto he llegado a una conclusión: creo que los que lo escribieron son polacos. Quizás noruegos. Pero indudablemente NO son angloparlantes. Para llegar a esa conclusión me he basado en tres hechos:

sólo conocen tres adjetivos, que sin embargo utilizan entusiastamente siempre que más o menos es adecuado (y también la mayor parte de las veces en que no es adecuado).

Cada vez que intentan crear una estructura oracional compleja, comienzan a perderse en divagaciones sin sentido, y al final acaban poniendo siempre la misma frase, calcada de un lado a otro.

(Que recoge y amplia las otras dos razones). El texto es una mierda. Hay niños de colegio que redactan mejor.

No obstante, soy un profesional. Seguimos en ello.

Día 42

Finalmente encontré un párrafo que me gustaba, bien redactado y útil. Después me fijé más y me di cuenta de que no debe ser de este libro, sino que se les debe haber traspapelado. Consultaré al jefe.

Día 45

El párrafo bueno era de otro libro.

Día 47

Estoy deprimido y no puedo escribir. Para buscar solaz y buena literatura voy a desintoxicarme leyendo cualquier otra cosa. Las columnas de deporte del periódico, por ejemplo.

Día 53

Hoy mi hermana se ha acercado y me ha dicho “Juan, me caso el mes que viene y quiero que seas mi testigo y leas algo en la boda”. Yo he caído al suelo de rodillas y con lágrimas agónicas en los ojos he gritado “¡¿Por qué yo, señor? ¿Por qué yo?”. Esta vez, como ya tengo más experiencia, no había hecho ningún plan de traducción, por lo que no ha sido necesario tirarlo a la basura. Simplemente me he encerrado en el cuarto de baño y he llorado un rato.

Día 58

El ordenador está empezando a dar problemas. Va lento, se cuelga más de lo normal en Windows (lo cual ya es alarmante por sí solo) y en definitiva necesita una limpieza. Creo que lo mejor será arriesgarme a reinstalar el sistema operativo, pero lo dejaré para después de acabar la traducción.

Día 61

Esta mañana, después de probar el disco de arranque de Windows, el ordenador me dio un error muy raro. Las tildes ya no salen por mucho que pulse la tecla.

Día 62

No puedo estar sin traducir, así que tendré que ir poniendo las tildes mediante el código ASCII. Lento, pero necesario. Va a haber que adelantar la limpieza del ordenador.

Día 63

Ya tengo todos los programas necesarios, y mi novia me ha dejado su ordenador. Mañana por la mañana iniciare el traspaso de datos.

Día 64

El cable paralelo no funciona. O el ordenador. O ambas cosas. He tenido que pasar todos los datos de un lado a otro en disquetes, lo cual me ha hecho percatarme de que mi disquetera rompe los disquetes tras cuatro o cinco usos. Empiezo a notar un nudo de tensión en los músculos del cuello.

Día 65

El cable sigue sin funcionar, pero he descubierto que si abro el programa de leer noticias y acepto el error que me da, las tíldes vuelven a aparecer. Para que este sea un día redondo, he comprado dos cajas nuevas de disquetes y en sólo siete horas he logrado pasar toda la información imprescindible al ordenador de mi novia. Voy a buscar otro cable de conexión.

Día 67

El otro cable no funciona tampoco. A la mierda, mientras voy traduciendo en el ordenador de mi novia voy a formatear y reinstalar.

Día 68

Tengo un virus en el masterboot (sea lo que sea eso), y no se quita formateando. Mi hermana me ha dicho que cómo llevo los votos de su boda. Mi única respuesta ha sido un estremecedor tic nervioso con el ojo.

Día 69

He descubierto que el virus estaba en el disquete de arranque que me dieron cuando compré el ordenador. Afortunadamente para ellos ya han cerrado y se han mudado a otra ciudad. Pero los encontraré.

Día 71

Tras rezar dos padresnuestros a San Judas Tadeo, señor de las causas imposibles, tres llamadas a amigos informáticos y cuatro horas de rebuscar por el cuarto he encontrado el disquete con los datos del disco duro y he eliminado el virus. Una vez limpio, he formateado y reiniciado. El ordenador no se ha encendido. Tampoco se apaga. Simplemente permanece en estado comatoso, ignorando el botón de reset. Mañana lo llevaré al técnico.

Día 74

El técnico dice que allí el ordenador sí se enciende, e incluso me lo ha demostrado. Por lo menos no me ha cobrado nada.

Día 75

El ordenador no se enciende. Poseído por la frustración le golpeé encima y le tironee de los cables, tras lo cual se encendió. Por lo menos la traducción va bastante bien en el ordenador de mi novia, y los votos nupciales de mi hermana ya están listos.

Día 76

El ordenador no lee el CD del sistema operativo… Yo es que no puedo más, que alguien me pegue un tiro y me quite el sufrimiento…. Calma. Lo volveré a intentar

Día 77

Tras siete limpiezas consecutivas del lector de CD he logrado instalar el sistema operativo. Ahora lo que no quiere instalarse es el Word.

Día 78

El Word también está instalado, pero me he quedado sin líquido limpiador. Ya sólo es cuestión de bajarme el StarOffice, que es lo que utilizo, y copiar los archivos de vuelta desde el ordenador de mi novia.

Día 79

El StarOffice ahora es de pago. Y el Word no reconoce los archivos. Al abrirlos sólo veo un mar de caracteres ASCII. Calma. Tranquilidad. Drogas. Violencia. Muerte.

Día 81

Mi futuro cuñado tenía un StarOffice en un CD perdido, y lo he logrado instalar. Da errores pero funciona.

Día 82

A dos días de la boda, creo que incluso voy a poder entregar antes de tiempo. Mañana devuelvo los archivos a mi ordenador y acabo el último capítulo

Día 83

Un archivo da errores. Concretamente el error de no dejar que lo abran. El último archivo. Que es, para ser exactos, un tercio del total del libro. Me he hiperventilado y han tenido que recogerme del suelo y llevarme a urgencias. Ahora estoy bien (bien jodido, vamos), así que creo que lo dejaré para después de la boda.

Día 85

Por lo menos la boda fue bien. He logrado abrir el archivo con el wordpad y creo que en alguna parte entre los caracteres ASCII está el texto. Voy a intentar recuperarlo.

Día 86

Me duelen los ojos de tanto fijarlos en la pantalla. Mi novia me ha recomendado ponerme bolsitas de manzanilla para relajar la vista, pero estoy demasiado tenso, así que le he contestado una grosería. Ella me ha dado dos hostias y me ha traído las bolsitas de manzanilla. Y la verdad es que ahora estoy mejor.

Día 89

He logrado recuperar todo el texto y terminar lo que me faltaba. Creo que mañana podré entregarlo justo a tiempo si en vez de dormir esta noche lo reviso.

Día 90

Me quedé dormido antes de acabar. Concretamente en la página 2. No obstante puedo asegurar que el índice está completamente bien, y con esas mismas palabras se lo he asegurado al jefe cuando le he enviado el texto definitivo (en realidad creo que la frase no empezaba con “no obstante”, y creo que “el índice” tampoco estaba, pero ¿a quién le importan esos detalles?).

J.