Verdades como piedras (y otras confesiones desnudas)


Casi siempre nos engañamos. Nos engañamos mucho hasta el punto de no decirnos nada. Nos engañamos un poco, hasta el punto de acabar diciendo cosas diferentes, haciendo cosas diferentes a las que realmente queremos, a las que realmente pensamos. Al final, las verdades no llegan como puños, sino como piedras que lanzamos. Contra los demás. Contra nosotros mismos. De eso hablan estas entradas que he separado. De esas cosas que al final hay que decir. Que sería mejor decirlas al principio.

Por supuesto es probable que no las compartas. Porque son mis verdades y mis piedras. Y aún así mis verdades, como son mías, tienen derecho a cambiar y a transformarse, igual que yo me transformo.

Y cada uno tenemos nuestras piedras. Las que tiramos. las que llevamos en los bolsillos (y a veces nos frenan, y a veces evitan que nos arrastre el viento y las tormentas). Así que voy reunir aquí las mías. Las presentes, algunas del pasado, y las que irán viniendo. Y las que se irán viviendo.

Stones_path_by_MichelRajkovic

J.

Anuncios