Quizás


Crisálidas, trampolines, andenes.

Maletas, meridianos, rutas.

Migraciones, pájaros, aviones.

Satélites, planetas, galaxias.

Billetes. Libros.

Zorros.

J.

Anuncios

El Viajero


Elefante MB-r

El viaje cambia al viajero. Lo decía, lo repetía como si las palabras tuvieran sentido para mí. Pero sólo ahora que lo he vivido siento perfectamente que la persona que se fue es diferente a la que ha vuelto. No todos los viajes cambian al viajero. Quizás porque desplazarse no es necesariamente viajar. Quizás porque muchas veces no somos viajeros, sólo nosotros mismos en otra parte. Espectadores tal vez. Pero cuando eres el protagonista de tu propio viaje, cuando sales de ti, entonces sí, el viaje te transforma. Y ahora soy distinto. No necesariamente mejor, no necesariamente peor. Pero distinto. Eso lo sé. Todo lo demás tengo que irlo descubriendo.

Y si todo nos cambia, quizás debamos reconocer que somos sólo cambio. Y disfrutarlo.

Panta Rei.

panta_rei_by_chiotas-d3cr8av

J.

Es hora de dormir


Frozen-1

Dormir. Hibernar. Retirarse. Sí, pequeño amigo, eso me temo. Es necesario. Debes cerrar los ojos y permitir que la nieve te cubra con su suave manto. Ignora la cercana primavera, que no te habla a ti. Ya llegará, por supuesto. Siempre regresa. Pero no aquí. Pero no ahora. Pero no para ti.

Hicimos un pacto hace tiempo. Comprendimos que éramos lo mismo. El zorro y yo. Yo y el zorro. Y tuve que abandonar otras cosas por el camino para ser tú. Valió la pena. Dejé de ser hombre para ser zorro. Y hoy acepto que durante un tiempo debo dejar de ser zorro. Es necesario. Debo ser roca, debo ser isla (la roca que oculta al zorro, la isla que lo alberga) para afrontar una tarea larga y compleja que sólo yo puedo llevar a cabo. Y que debo llevar a cabo yo solo.

Frozen-2

Y como primero fui Ivo fue sencillo acabar con el hombre que fui. Y como después fui Sombra fue fácil ser al mismo tiempo zorro, porque Sombra también lo es en parte. Pero Lucian no lo es, ni puede serlo, ni quiere serlo. Así que yo tampoco puedo permitírmelo.

Viajare sin ti un tiempo. Pero regresaremos. No lo dudes ni un instante. Llegará la primavera, otra, no esta, más cierta y más real. Cuando haya concluido mi viaje. No antes. Y como todo héroe, regresaré siendo alguien distinto. Y como soy lo que soy, regresaré siendo tú. Y quizás, sólo quizás, hasta despiertes con un beso. Esas cosas pasan a veces.

Frozen-3

Adiós. Nos veremos. Pero no pronto. Cuando sea posible.

J.

El Camino de regreso


DSC_0326

Regreso. Regreso cambiado. Porque no podía ser de otro modo. Me ha bañado la lluvia, me ha azotado el viento. He frotado las heridas y las cicatrices con musgo y corteza. Y las capas muertas y gastadas de piel, de alma, de vida, se han empezado a desprender en parte. Regreso. Y no soy un hombre nuevo, porque esas cosas no suceden simplemente. Pero voy a intentar seguir siéndolo.
image

J.

El Viaje y la Viajera (carta de Yüle)


Adiós. Sí, adiós. Adiós para siempre. Porque te vas.

broken_by_nunocanha-d5lx3yfY si te vas, la persona que eres desaparecerá en el camino. Nunca volverás. No tú. No esa tú que eres aquí y ahora, que no ha ido todavía a esos otros lugares. Esa tú morirá en cuanto inicies tu viaje. Porque el viaje nos transforma. Siempre. Y la persona que regresa es distinta a la que se va. Siempre. Aunque conserve quizás parte de sus recuerdos, y de sus rasgos, y tal vez hasta de sus deseos y esperanzas. Pero es otra persona.

Eso no es malo. No por sí mismo. Tampoco bueno. Simplemente es, como tantas cosas. Y hay que aceptarlo, y vivir con ello. Así que yo me quedaré aquí, iniciando mi propio viaje. Continuándolo si lo prefieres. Porque no es posible vivir sin viajar en el espacio y en el tiempo. Y aguardaré a que cuando regreses me permitas conocer a esa que eres. Que serás.

untitled_by_marinacoric-d6dev4n

Así que adiós. Nos veremos.

J.

Viajeros, viajes…


the_little_prince___by_megatruh-d5pbig7A veces huidas. A veces caminos. A veces comienzos. Todo pequeño viajero se merece un poco de ayuda, un poco de apoyo, un poco de ánimo. Porque no es sencillo abandonar nuestro pequeño planeta. Y da miedo. Y hay todo un universo al otro lado que merece la pena recorrer. Y aunque vuelva, ya nunca será el mismo.

J.

Nómadas


Plane_by_silvergary

Hoy se ha ido mi hermana para Alemania. Mi hermana la pequeña. Mi hermana la enfermera. Con su pareja, con sus dos hijos. Con seis maletas y un montón de cajas que iremos mandándoles en los próximos días. Se ha ido por trabajo, por supuesto. Porque aquí llevaban mucho tiempo sin él. Porque allí le han ofrecido. Así que se puso a estudiar alemán, y hoy finalmente se ha ido. Se han ido. Dejan aquí casa con hipoteca (alquilada afortunadamente), abuelos, tíos, amigos. Y más. De hecho dejan todo lo que no se llevan en las seis maletas y en las cajas.

Así que hoy se ha ido mi hermana (la pequeña) y es una tragedia. Una tragedia que vivimos con una sonrisa forzada, sí, y buscándole el lado positivo, sí, pero una tragedia. Eso es incuestionable. Lo que me cuestiono es el por qué. No por qué ha tenido que irse, que eso es evidente. Por qué es una tragedia. Por qué aquí la necesidad de la distancia siempre nos sorprende, cuando en otras partes del mundo no es así. Cuando otras familias, otros lugares, consideran que esos espacios son lo natural en la vida, y el verse una o dos veces al año lo que hay. No tengo respuestas. Tampoco quiero respuestas. Porque hoy se ha ido mi hermana para Alemania, y lo que querría, lo que querríamos, es que no hubiese tenido que irse.

J.