Otra vez me estoy liando…

Si es que no escarmiento. Hoy estoy agotado, sin fuerza ni para corregir un triste examen de conjugaciones verbales. Pero ya estoy preparándome para liarla otra vez a la vuelta de las vacaciones: como ya he terminado la traducción, voy a encargarme de las dos tardes de la biblioteca. Y en ese tiempo voy a tratar de remover los espíritus artísticos y las conciencias del instituto. ¿Puede una sola persona ser como una piedra que inicie una avalancha? ¿Qué capacidad de acción y de impulso tienen los jóvenes? Desde que soy profe he querido impulsar, crear. Liarla. Pero siempre estaba de paso. De prestado. Ahora estoy en mi casa. ¿Por qué no aplicar la regla de oro (“Si no daña a nadie, haz lo que quieres”)? Así que voy a hacer lo que quiera. En quince días empieza. Nos vemos en la Red.

J.

Momento twitter (la vida en directo)

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo lejos del blog :-). Evidentemente, no he estado demasiado lejos de los elementos informáticos, pero entre la traducción, la web de la biblioteca, los boletines de la biblioteca, y los nuevos proyectos para el año que viene, el blog es lo que ha quedado más abandonado. Así que ahora estoy aprovechando una clase con siete alumnos muy apañados que están escribiendo un texto (“Todo lo que no puedo hacer”) para revivir lo que no estaba muerto, sólo yaciendo. Con suerte, esta tarde acabo la traducción, y la semana que viene termino de revisar y listo. La web de la biblioteca ya está terminada. Y de nuevo tendré tiempo libre. O no. Pero al menos hay que intentarlo.

Hasta entonces, a los que siguen pasándose por aquí a pesar del silencio prolongado, bienvenidos tras la pausa :-).