Camino a Samhain


Quizás nos veáis, pero probablemente no seáis conscientes de ello. No habrá escobas, ni demonios, ni sangre. Nos encontraréis quizás, abriendo las ventanas y saludando al aire del otoño, con una sonrisa y olor a incienso. Deteniéndonos un segundo más de la cuenta junto a un árbol, quizás acariciando su corteza. Mezclando una baraja con demasiadas cartas como para ser útil para nadie más. Eligiendo velas. Cuencos. Hojas. Cocinando. Sintiendo que ya llega.

Quizás para vosotros el mundo son líneas, páginas. Y dentro de un par de meses estéis pensando en finales, en comienzos. Pero para nosotros los años son giros, y ahora sólo podemos pensar en girar, girar, girar; en que la rueda vuelva a su punto álgido, y continúa, continúa, continúa. Y nosotros con ella. Cambiando. Creciendo. Siendo.

Llegará la noche, y aquí y allá los niños y niñas saldrán disfrazados. No todos, pero los suficientes. Pidiendo caramelos sin saber por qué los piden. Y si nos cruzamos con una pequeña bruja, sonreirémos, y quizás un pentáculo brille un instante en nuestro cuello. Quizás no. Y con eso será suficiente. Castaña, calabaza, risas. Y cuando finalmente todo quede tranquilo, nos perderemos durante un momento en Samhain. En nuestro Samhain.

Ya viene. Feliz encuentro. Feliz partida.

J.

Anuncios

To Be Silent


Estoy preparando la primera entrada de trasfondo para la web/Facebook de El Libro de Ivo, y evidentemente tengo que hablar de cómo aparece la magia en el el libro, y de qué magia aparece… Y me encuentro que me resulta muy difícil hacerlo sin entrar en el terreno personal. Porque yo he escrito sobre la magia que conozco, sobre la magia que he vivido. Y el que me conoce y, por ejemplo, se ha enfrentado alguna vez a mi tarot, sabe perfectamente a qué me refiero. Y que mi vida está llena de extrañas coincidencias mágicas y de escepticismo en la misma medida. Y que creo que el mundo es lo que decidimos creer. Y que si soy algo, soy pagano, pero que no hay por qué ser nada. Pero, ¿cómo explicar eso para explicar El Libro de Ivo? ¿En qué medida es necesario? O dándole la vuelta, ¿por qué tendría que no decirlo? No lo sé. Dudo y dudo, y pongo y quito cosas de la entrada. Y la otra noche saqué de nuevo las cosas brujeriles, que llevaban un buen tiempo en su baúl, y me sentó bien. Y me pregunto no sólo qué soy, sino qué quiero ser, que es quizás una pregunta aún más importante.

Y es complicado definir lo que soy. Pero está claro que incluye un pentáculo.

J.

Esencia


In the dark of the night, I am.

New Moon, por Serban http://serban.deviantart.com/art/New-Moon-200025953
New Moon, por Serban
http://serban.deviantart.com/art/New-Moon-200025953

A veces, periódicamente, se me olvida la importancia del cambio.

Igual que se me olvida recordar quién soy.

In the dark of the night, I am.

J.