Primavera urgente (Ostara)


Así, entre algunos que sólo se preocupan por la primavera que no llega, otros que la reciben como se merece, y a los que les resulta indiferente, a mí este año la primavera me ha pillado de sorpresa casi, con una sensación de atropello, de falta de tiempo. De que urgentemente tengo que primaverarme, y no sé cómo, y mucho menos cuándo.

Necesito, quizás, una prórroga. Unos instantes más para encontrar la cinta para atar el tiempo, para desplumar arcángeles glaciales, para terminar de completar el inventario de lugares propicios al amor. No llego. No me llegan. No nos encontramos, dando vueltas entre estaciones caóticas y trenes florales o tormentosos. Y, si no hay primavera, no hay beso. Supongo.

Así que avanzaré un poco más, a ciegas, a trompicones, guiado por el olor de la brisa, el calor que casi sientes en la punta de los dedos, o quizás por pura inercia, porque son casi cuarenta caídas ya por la rueda del año, y al final acabas dejando que tu instinto te diga cuándo agacharte, cuándo volver a ponerte en pie. Cuándo llega la primavera. Cuándo aún tienes que esperarla. Y cuándo no queda más remedio que remangarse e ir en su busca.

J.

Horizontes


Horizonte de expectativas. Lo que creemos que va a suceder. Lo que queremos que suceda. Lo que vamos creando y construyendo a partir de lo que hemos vivido, deseado, soñado. El segundo en el que creemos que también somos creadores de la historia, parte de la historia. Sin ser nunca nuestra.

Horizonte de sucesos. Lo que queda al otro lado, lo que es inalcanzable e incomprensible. Lo que no podemos ver ni saber nunca. Una barrera opaca e indescifrable, donde el tiempo y el espacio se deforman.

Cuántas veces los confundimos sin querer, o queriendo.

J.

 

Los Buenos


braid_and_freckles_by_jessica_lorraine_z-d6s3o3o

No te asustes al desgastarme, soy eterno
Y esas manos tan puras como el coral.
Ya llegará lo del cementerio
Y solo entonces lo mismo será que no serlo

J.

39


Estoy mayor. Me lo dicen las canas de la barba y el frío que me llena las rodillas de molestas agujas. Me lo dice la falta de paciencia ante algunas estupideces, y la absoluta indiferencia hacia otras. Me lo dicen, a modo de halagadora amenaza, antiguos alumnos que me avisan de que en cuanto terminen la carrera vendrán conmigo a ser profes. Y me lo recuerda sin falta el cojín de semillas calentito, como compañero indispensable en la mesilla de noche.

Estoy mayor. No pasa nada. O más bien todo contrario. Estoy mayor porque ha pasado mucho. La juventud está sobrevalorada, transformada en un momento idílico de juergas y ausencia de responsabilidades que yo al menos no recuerdo. Y desde que estoy mayor ya no tengo dudas de que ahora es, desde hace tiempo, mi mejor momento.

Estoy mayor. Y pienso estarlo más. Para hacer solamente las locuras necesarias. Para desprenderme de más cosas que sólo el tiempo puede deshacer. Para empezar, incluso, otras nuevas. Para verlas crecer. Porque resulta que estar mayor es algo estupendo. Infinitamente mejor que estar de paso. Absolutamente mejor que no estar.
J.

39-r

Sol Invictus (Yüle)


Desde el cansancio del cansancio del último día. Desde el frío oscuro de la madrugada. Desde el camino desgastado de las cosas que se repiten.

Hacia la sonrisa que se desgrana en risa rodeada de primeras veces. Hacia otro giro más en la mejor de las compañías. Hacia un abrazo sin medida ni tiempo. Hacia cometas y galaxias. Hacia el calor, el beso, el fuego. La vida. Siempre hacia la vida.

Hacia la luz. Cada giro de la rueda es todo lo que tenemos. Es todo lo que somos. Todo lo que hagamos con él.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

J.

Resquicios y grietas


spin_cycle_by_iamidaho

Voy a encontrar el tiempo. Buscándolo entre los resquicios de los folios, justo en el espacio entre que termina un examen y empieza el siguiente. En las horas vacías que se van concentrando como rocío antes de que amanezca. En los días que no son pares ni impares. Al final de esas frases larguísimas en las que cabe casi de todo. Al principio de algunas canciones que se quedan cortas. Y así, sabiendo buscar, y rebuscar, aprendiendo a destilar segundos, minutos, horas, voy a encontrar tiempo para todo. Voy a conseguir hacerlo todo, disfrutarlo todo, vivirlo todo.

Aunque probablemente todo sean muchas menos cosas de las que hubiera pensado hace algunos giros. Aunque seguramente todo sea solamente lo importante.

Todo.

J.

Centrarse 


flow_of_life_by_aloof_i-d4gcell

Se me escapa el universo por los poros cada vez que me giro un segundo.

Me aferro a todos los pájaros de la bandada, todos y cada uno, y al final en vez de viajar en todas direcciones me deshago en un remolino de plumas.

Confundo ser barco con ser remolino.

Quiero ser huracán, y ojo, y torre que lo desafía.

Pero no puedo hacerlo todo. No al mismo tiempo. Esa es la verdad, tan verdad que ni siquiera debería quererlo, mucho menos intentarlo.

Con lo cual al final la felicidad es aprender a desprender, a desdesear, a construir un mundo ni grande ni pequeño. Simplemente del tamaño que alcancen mis brazos.

Y entender que ese es mi mundo. Mis mundos. Mis galaxias, enormes o diminutas. Y ser feliz en ellas, y hacerlas ser.

J.